Opinión

Libertad, igualdad y diversidad

Nadia Álvarez|Madrid|04 de Julio de 2017, 17:00

En pleno siglo XXI, y viviendo en un estado de democracia, se me hace complicado pensar que todavía haya que reivindicar el respeto a la diversidad sexual e identidad de género.

Jamás le he preguntado a nadie su tendencia sexual, es más, no me importa. Pienso que la sexualidad de cada persona pertenece su intimidad. Siempre he tenido un total y absoluto respeto a todas las personas, independientemente de su orientación sexual. En pleno siglo XXI, y viviendo en un estado de democracia, se me hace complicado pensar que todavía haya que reivindicar el respeto a la diversidad sexual e identidad de género.

Estamos hablando de apoyar la libertad, la igualdad y la diversidad. Estos valores tienen el apoyo de todas las instituciones y todos los partidos políticos sin fisuras, como se ha visto reflejado en el  WordPride 2017 en Madrid donde todos los partidos han estado representados en defensa de los derechos LGTBI. Esto demuestra, una vez más, que Madrid es una ciudad libre, abierta, y donde no se discrimina a nadie por su opción sexual.

Más allá de la celebración de una fiesta, respetando a los que la han disfrutado y también a los que lo han sufrido, quedándonos con la parte reivindicativa y dejando a un lado el exhibicionismo, lo que realmente es necesario es que las instituciones legislemos y llevemos a cabo políticas que favorezcan la igualdad y luchen contra la discriminación. Eso es lo que está haciendo el Gobierno del Partido Popular en la Comunidad de Madrid, tal y como se comprometió en su programa electoral con todos los madrileños, aprobando leyes basadas en el respeto y la igualdad de derechos.

Derechos que tenemos todas las personas, nadie debe ser rechazado por su sexualidad, etnia, nacionalidad, ideología, religión, o por nuestra manera de pensar.

Durante la campaña electoral, la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, se reunió con todo tipo de colectivos para escuchar sus demandas y estudiar sus necesidades, entre ellos con este colectivo, comprometiéndose a incorporar grandes compromisos en el programa electoral del Partido Popular. Uno de ellos, la recién aprobada Ley de Protección Integral contra la discriminación por diversidad sexual y de género de la Comunidad de Madrid, que en unos días cumplirá su primer año de vigencia.

Precisamente, el Partido Popular que es el que está legislando y apoyando la libertad de las personas, es el que más trabas está encontrando por parte de la izquierda para que le apoye en estas iniciativas, quizá porque esa bandera a la que según alguna ciputada de izquierdas nos decía en la Asamblea que no éramos dignos de llevarla, ven como a día de hoy, esa bandera no es de nadie, es una bandera de todos.

Seguramente, si alguna persona de izquierdas lee este artículo me tratará de remontar 40 años atrás, donde me hablará de sufrimiento, persecución, torturas, cárceles. Lo mismo que está ocurriendo en la actualidad en países de otras latitudes, donde no se respetan los derechos humanos, y estamos viéndolo día a día en todos los medios de comunicación.

Incluso me dará la bienvenida a la igualdad, donde siempre me he sentido reflejada. A todas esas personas me gustaría decirles que yo he nacido en democracia, lo cual es un privilegio, que la historia existe para leerla, que no se debe borrar ni eliminar. Pero que no se utilice ni se use la historia según nos convenga, porque se considere que una parte fue buena y otra mala. La historia debe permanecer siempre para tener pleno conocimiento de ella, y sobre todo nos debe de hacer mirar al futuro todos juntos, unidos y sin rencor.

He de decir que me siento muy orgullosa de pertenecer a un partido como el PP que trabaja día a día por todos, sin excluir a nadie. Que pone en marcha iniciativas en favor de la familia, de los jóvenes, de los mayores, de los más desfavorecidos, o de las personas LGTBI. Un partido que busca la unión y no la confrontación, y todo basado en el respeto.
 

Nadia Álvarez es diputada del Grupo Popular en la Asamblea de Madrid

  • Comentarios
  • ¡Aún no hay mensajes! Sé el primero en comentar

  • Escribe tu comentario