Entre Santos anda el juego

-Publicidad-

Santidad,  es un término que procede del vocablo latino sanctĭtas, es la característica de aquel que es Santo. Este adjetivo (santo) puede hacer referencia al individuo bondadoso que no tiene culpa alguna. En el ámbito religioso, un Santo es un sujeto que desarrolló un vínculo especial con un ser divino o que sobresale por su ética y sus valores morales.

Sobre este segundo aspecto es donde hoy vamos a profundizar políticamente hablando. Estamos en abril del año del Señor de 2020 y si nos llegan a contar a las 23 horas, 59 minutos del 31 de diciembre del 2019 que íbamos a vivir los españoles lo que hemos vivido estas semanas, ¡no nos lo creemos! Dolor, miles de fallecidos y ruina económica y social.

-Publicidad-
Entre Santos anda el juego 1

Las personas creyentes siempre debemos intentar estar cerca de Dios y para esta importante misión podemos llegar a través de diversas vías o caminos, siendo una de ellas la advocación de los Santos de la Iglesia.

Una buena parte de profesiones, gremios, grupos humanos y hasta naciones están consagrados a su Santo Patrón,  santo al que tienen una afinidad especial con una comunidad o un grupo específico de personas y a cuya intercesión se acogen los miembros de esos colectivos.

 Pues viendo como esta “el patio” patrio , vamos a intentar  asignar un Santo  de la Iglesia a cada uno de los actores y responsables de la gestión de esta crisis para que Dios  les ilumine.

Al Doctor Simón, personaje ya “muy presente” en nuestras vidas, le correspondería San Lucas por ser médico, pero la verdad es que después de su “ojo clínico” y su “videncia” en el diagnóstico de  la llegada de la pandemia, necesitaría muchas, pero que muchas oraciones a Santa Lucia, patrona de los invidentes.

A los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y al Ejército español no sólo les haría falta interceder ante los Ángeles Custodios, patrón de la Policía o Santa Bárbara (patrona de los artilleros) sino a casi todo el santoral, ya que es casi un milagro entrar en el palacio de la Moncloa sin salir infectado. 

San Francisco de Sales, patrón de los Comunicadores sociales, tiene un reto casi imposible con la ministra de Trabajo Yolanda Díaz.  ¿Es posible que algún día nos enteremos de lo que nos quiere decir? o, mejor dicho; ¿Es posible que ella se entere de algo, para poderlo explicar y que lo entendamos?

Los estudiantes están tan felices, que no paran de darle las gracias a su Patrón, Santo Tomas de Aquino ya que el curso, como dicen en Castilla “Les ha salido de balde”, vamos un aprobado “by the face”. Cultura del esfuerzo se llama. 

Pedro Duque, ministro de Ciencia e Innovación tendría que postrarse ante San Alberto Magno, patrón de la ciencia, para que le ayude con abundante caridad cristiana a ponerse bien la mascarilla que no parece, a priori  que exija tanta “ciencia”, la verdad.

Hay rumores en el Cielo que San Antonio de Padua está a punto de “dimitir” porque, aunque es el Patrón de los objetos perdidos, es incapaz de encontrar al ministro de Universidades, del que ya no nos acordamos cómo se llama. 

San Marcos, patrón de los Jueces, tiene una difícil misión: inculcar objetividad y ecuanimidad para ejercer justicia a los “amigos o enemigos” depende el día, pero miembros o exmiembros del gobierno.  Uds. supongo que saben de quienes hablo.

Y para terminar quedan dos Santos:

San Isidoro de Sevilla patrón de los Historiadores, va como anillo al dedo para Pablo Iglesias porque todo aquello que él, en algún momento ha dicho o pronunciado, le “persigue” y eso ¡coño! es de fascistas. De ahí, sus ganas tremendas de cambiar y reescribir la Historia.

Y, para terminar, a nuestro presidente del Gobierno le vendrían muy bien unas plegarias a Santo Tomas Moro, patrón de los gobernantes y políticos, pero no estaría nada mal y muy necesarias también, unas plegarias a Santa Rita de Casia, la patrona de los Imposibles, ya que es literalmente “imposible” que nos pueda sacar de esta crisis.

Santos de la Iglesia,  rogad por nosotros.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here