Tiempo de lectura: < 1 minuto


Joaquín Sabina contrajo matrimonio el pasado lunes con su compañera sentimental desde hace años, Jimena Coronado. La ceremonia se celebró en el Registro Civil en un ambiente de intimidad, según su propio representante.

A dicho evento ha acudido su amigo de profesión, Joan Manuel Serrat y ha sido oficiada por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, con el que también tiene una gran amistad.

Coronado conoció a Sabina hace 20 años durante una entrevista que le realizaba la fotógrafa. Desde entonces han permanecido juntos, en buenos y malos momentos, como lo sucedido durante el Wizink Center el pasado febrero.

Joaquin-Sabina-Boda

En dicho recinto, Sabina se precipitó al foso frente al escenario desde una altura de 1,70 metros. Dicho accidente provocó un “traumatismo de hombro izquierdo y craneoencefálico”, además de un pequeño coágulo del que tuvo que ser intervenido.

Fue más fuerte del que pensáis. Llevo hasta dos operaciones, titanio y un hematoma en la cabeza”, destacó Sabina en su primera aparición pública tras el accidente. “No tengo la menor intención de morirme, que se muera la muerte”, añadía el jienense.

Según la prensa argentina, Sabina le había pedido matrimonio a Coronado durante la gira conjunta con Serrat, el pasado mes de noviembre.

En 1977 se casó con Lucía Inés Correa, aunque se divorció en 1985, por lo que es el segundo matrimonio del cantante. Después, tuvo una relación con Isabel Oliart hasta 1998, con quien tuvo sus dos hijas, Carmen y Rocío.