Tiempo de lectura: 2 minutos


Madrid se llenará de bicis a partir del otoño. La capital tendrá en octubre 2.000 bicicletas eléctricas de alquiler desplegadas dentro de la almendra central y otras 1.900 fuera del perímetro de la M-30, todas sin base fija, según ha informado el Ayuntamiento.

El consistorio ha anunciado asimismo que solo puede autorizar 4.800 de estas bicicletas eléctricas dentro y fuera de la M-30, aunque la Empresa Municipal de Transportes (EMT) -con las siglas BiciMad Go- y otras cinco empresas privadas han pedido autorización para desplegar 8.200 por todo el término de Madrid.

Para la almendra central el Área de Medio Ambiente y Movilidad ajustará la demanda de autorizaciones fijada en 2.000 -el máximo permitido en la resolución según la Ordenanza de Movilidad Sostenible-, ya que los solicitantes aspiraban a distribuir 6.300 unidades.

Según el Ayuntamiento, para atender las necesidades de los operadores y ajustarse a los criterios normativos, la Dirección General de Gestión y Vigilancia de la Circulación hará una «distribución porcentual» en función de los requerimientos hasta 2.000 bicis dentro de la M-30.

Para el exterior de la M-30 las empresas han solicitado autorización para 1.900 de las 2.800 del cupo establecido, por lo que hay aún 900 autorizaciones libres hasta completar el total de 4.800 que permite la Ordenanza en toda la ciudad.

Según el Ayuntamiento, las empresas deberán iniciar un primer despliegue de al menos el 50% de su flota hasta el 1 de septiembre y el resto de bicicletas tendrán que ser despelgadas en el plazo máximo de dos meses, es decir, hasta el 1 de noviembre de 2020

Las empresas y solicitudes registradas hasta el jueves son BiciMAD Go, de la EMT (800 en el interior de la M-30 y 200 en el exterior), Brikty (500 bicicletas dentro de M-30), Goto Global Mobility (1.000 en el interior y 700 en el exterior), Movo (2.000 en el interior y 500 en el exterior), Ride On Consulting (1.000 en el interior y 500 en el exterior) e Idribk Spain (1.000 dentro de M-30).

La EMT, dice el Ayuntamiento, ha solicitado esta autorización -con BiciMad Go- «para ampliar y complementar su oferta de bicicletas a los madrileños», e implantará la modalidad que no precisa estaciones, en este caso -dice- «con algunas mejoras, como el candado en la rueda trasera».

Además, el Ayuntamiento informa de que EMT llevará a cabo este verano «la mayor ampliación de la historia de BiciMAD» desde 2014 con 50 estaciones nuevas instaladas en 13 distritos, en cinco de ellos por primera vez (Carabanchel, Usera, Moratalaz, Latina y Ciudad-Lineal).

Al término de 2020 BiciMAD contará con 258 estaciones y 2.964 bicicletas en 15 distritos mas «las 454 nuevas» desplegadas sin base fija.

El Ayuntamiento explica que los operadores de las bicicletas tendrán la obligación de garantizar la accesibilidad universal, «evitando problemas de convivencia y de utilización abusiva del espacio público».

«Las aplicaciones móviles de estos nuevos vehículos no permitirán, en ningún caso, el inicio o finalización de un trayecto en las calles de prioridad peatonal ni en las aceras y espacios peatonales contiguos a los parques históricos como El Retiro», precisa el Ayuntamiento.

Además, las bicicletas deberán limpiadas y desinfectadas a diario con sustancias virucidas efectivas frente a la COVID-19 y las empresas deberán exigir el uso de guantes a los usuarios.