La obra Hijos de Shakespeare basada en los ensayos teatrales de un grupo de jóvenes bajo la dirección de Juan Carlos Corazza permitirá al público conocer el mundo escénico que hay detrás del telón.  

Así, este espectáculo que mezcla recreaciones de teatro, música y danza mostrará a la gente el «proceso creativo en evolución» de los personajes que representan un grupo de 24 jóvenes actores que «aprenden y asumen» su papel en un montaje formado por fragmentos de las obras del dramaturgo William Shakespeare; Romeo y Julieta, El mercader de Venecia, Hamlet y El rey Lear.



Entra en juego también la figura del director, cuyas órdenes y correcciones guiarán al espectador a la esencia del personaje en un proyecto innovador que «implica y une lo pedagógico con lo artístico y que integra la investigación con la creación», según afirma Corazza.

La obra se enmarca en el proyecto Teatro La Reunión que entiende este arte como una «vía de conocimiento y compromiso con el ser humano y la sociedad».

De este modo, Corazza pretende enseñar a los que están en el patio de butacas con la «disponibilidad y alegría» de profesionales forjados y nuevos talentos ya que, a su juicio, son éstos últimos los que «se tienen que formar un criterio para tener una relación interpersonal que vaya más allá».

«Los jóvenes actúan con una disponibilidad traducida en amor», asegura Corazza defendiendo su proyecto en las palabras de Shakespeare; «amor más que un sentimiento es un comportamiento».

Asimismo, ésta representación se entrenará en el Centro Cultural Conde Duque a partir de mañana hasta el día 30 de mayo y los días 3, 5, 6, 11, 12 y 13 de junio.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here