La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha tildado de «sanciones risibles» las impuestas por las pitadas en la final de la Copa del Rey, que enfrentó al F.C. Barcelona y al Athletic de Bilbao.

«Es absolutamente intolerable. En ningún país occidental se puede consentir lo que ha ocurrido», ha declarado en relación a la pitada a su llegada al almuerzo informativo protagonizado por la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes.



Aguirre ha reiterado lo que ya expresó en la final de años atrás, en Valencia, cuando defendió que si había pitada al himno o al jefe de Estado habría que suspender el partido y disputarlo a puerta cerrada.

«Me parecen unas sanciones risibles pero posiblemente el legislador no estaba pensando en que pudiera ocurrir esto», ha señalado.

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha considerado que las sanciones a los clubes de fútbol por la pitada al himno «no sancionan de una manera suficientemente adecuada».

«A mí me parece que quizá la sanciones no reflejan verdaderamente o no sancionan de una manera suficientemente adecuada», ha sostenido Cifuentes, quien ha abogado por un modelo sancionador «más directo» como las multas de tráfico.

Tras indicar que no tiene la receta para evitarlo, ha considerado que para que no ocurra «lo primero es querer evitarlo» y a ella le da «la impresión de que algunos de los clubes que participaron en esto no quisieron evitarlo». «Si uno no lo quiere evitar es complicado», ha zanjado.

La Comisión Antiviolencia ha acordado una serie de sanciones económicas a los implicados en la final de la Copa del Rey. De este modo se sanciona con 123.000 euros a la Federación Española de Fútbol, con 66.000 euros al F.C. Barcelona y con 18.000 euros al Athletic de Bilbao. También se han propuesto sanciones de 100.000 euros a Catalunya Acció y 70.000 a otras plataformas soberanistas catalanas.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here