El Museo Thyssen-Bornemisza cerró el año 2014 con un déficit de 4,5 millones de euros, que supone un 14% menos respecto al año anterior, cuando las pérdidas ascendieron a 5,2 millones de euros, según ha anunciado el director gerente de la pinacoteca, Evelio Acevedo.  

En total, la cifra de ingresos ascendió a 22,8 millones de euros, mientras que la de gastos se situó en 27,3 millones de euros. Esta cantidad de déficit incluye amortizaciones y otros conceptos contables, eliminados los cuales se queda en 2,4 millones de euros, a los que se ha aplicado la tesorería disponible (dinero que queda al final de año), con lo que el déficit final es de 546.000 euros.



Es por esta razón –el hecho de no contar con saldo favorable para el año siguiente– que en el año 2015 ha aumentado la aportación del Ministerio de Cultura en las cuentas del museo, pasando de los 2,5 millones de euros a los 5,3 millones de euros.

En cualquier caso, el directivo del museo ha reconocido que entre los objetivos de la pinacoteca está el de «depender menos de la subvención estatal«, algo que pretende conseguir con la puesta en marcha de un plan estratégico hasta el año 2018.

Las colecciones Thyssen tienen un déficit estructural de entre 6 y 6,5 millones de euros. Las estimaciones del museo sitúan en que con un aumento de medio millón de visitantes –que pagasen la entrada, excluyendo aquellos de acceso gratuito– resolvería esta situación financiera.

AUMENTO DE VISITANTES Y TAQUILLA

Acevedo ha atribuido la mejora en los resultados de 2014 en el aumento del número de visitantes, que superan el millón de personas frente a los 944.346 que acudieron en 2013. Además, los ingresos de taquilla crecieron un 12%, hasta los 6,2 millones de euros y las ventas de la tienda subieron un 9%, hasta los tres millones de euros.

No obstante, la principal subida se registró en los patrocinios, con una subida del 74% hasta los 1,1 millones de euros. Acevedo ha recordado que en el año 2012, con la finalización del acuerdo con la Fundación Caja Madrid, el museo atravesó «momentos muy complicados» y tuvo que empezar a buscar financiación «desde cero».

En el año 2013 superó los 600.000 euros de ingresos en este apartado y en el año 2014 los ya citados 1,1 millones de euros. Entre los actuales patrocinadores, la Fundación BBVA –para desarrollo de productos digitales–, Mastercard –que ha permitido la apertura los lunes de manera gratuita– o la Mutua Madrileña –para el mantenimiento de colecciones–.

DEMANDA POR UN PISARRO

Por el contrario, este año en los gastos una de la partida que más ha aumentado ha sido la destinada a servicios profesionales, con un aumento del 38% hasta los 770.000 euros. El director gerente ha atribuido este incremento al litigio en Estados Unidos a raíz de una demanda de la familia Cassirer por la propiedad del cuadro de Camille Pissarro Rue Saint-Honoré por la tarde. Efecto de lluvia, que fue supuestamente expoliado durante la Segunda Guerra mundial.

Finalmente, el Juzgado del Distrito Central de California desestimó la demanda el pasado mes de junio. No obstante, Acevedo ha reconocido que ha supuesto un proceso «muy caro» para el museo –en Estados Unidos no devuelven las tasas– en el que se ha invertido 1,3 millones de euros.

A pesar de que ahora el juzgado americano podría ofrecer hasta 17.000 euros en compensación por el proceso, «algo testimonial» según Acevedo, el Thyssen ya ha trasladado al Ministerio de Cultura que este hecho ha desequilibrado sus cuentas y, al tratarse de «una situación extraordinaria, debería contar con una dotación extraordinaria».

PLAN ESTRATÉGICO

Dentro del anunciado plan estratégico, uno de los puntos que abordará el museo es el aumento de visitantes. Cabe recordar que, en 2014, únicamente un 42,5% del total de visitantes pagó la entrada general, mientras que el resto accedió al museo bien con la tarifa reducida, bien de manera gratuita.

El objetivo será el de «hacer más presente el Thyssen en los circuitos internacionales», como por ejemplo en los paquetes de touroperadores con especial atención a mercados emergentes como China. «El turismo nacional todavía arrastra la crisis del mercado doméstico, no lo desatendemos pero el internacional ahora responde bien», ha apuntado.

Asimismo, preguntado por la colaboración con los nuevos dirigentes de la Comunidad de Madrid, Acevedo ha resaltado que en el último año ha habido «gestos que van en la buena dirección» y espera mantener estas relaciones. Entre ellos, ha destacado una campaña con Metro de Madrid en 2014 con una valoración de 300.000 euros.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here