El Ayuntamiento de Navalcarnero y otros cuatro edificios municipales se ha quedado sin luz desde este lunes después de que la empresa suministradora del servicio (Iberdrola Suministro) la haya cortado por impagos que vienen registrándose desde hace más de dos años y medio.

Así lo ha explicado el alcalde del municipio, José Luis Adell (PSOE), que ha expuesto que el informe elaborado por el Gobierno sobre la deuda del Consistorio recoge una cantidad de 202 millones de euros. «Es una de las deudas más altas de toda España, y lo venimos diciendo desde hace mucho tiempo al Ministerio de Hacienda», ha explicado.



Según el alcalde, el Ayuntamiento de Navalcarnero es un «ayuntamiento en ruinas» y «expoliado» y no hay «manos suficientes para tapar los agujeros». El primer edil ha explicado que están negociando con la compañía y que confía en que dentro de dos días esté solucionado.

También están en conversaciones con el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas para hallar una solución y pagar la cantidad que se adeuda y poder firmar este nuevo contrato con una compañía eléctrica que les suministre el servicio –el alumbrado público no se ve alterado porque depende de otra empresa–.

Adell ha explicado que desde el último pago a proveedores no se ha pagado una factura de la luz y esto es de hace «más de dos años y medio». Han detectado, según ha explicado, que todos los edificios municipales «estaban enganchados sin contratos, clandestinamente». «Es una situación salvaje», ha lamentado.

Precisamente, este lunes el Ayuntamiento estaba celebrando un  pleno extraordinario para aprobar medidas urgentes de ajuste ante la quiebra total del Consistorio. Al término del mismo, ha llegado un trabajador de la empresa de luz, y junto con un notario, ha procedio al corte del suministro del Consistorio y otros edificios municipales.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here