CentroCentro Cibeles acoge del 25 de septiembre de 2015 al 31 de enero de 2016, la exposición Ignacio Zuloaga y Manuel de Falla: historia de una amistad, una muestra que explora la relación personal y los proyectos profesionales que ambos autores desarrollaron en común, así como la influencia que ejercieron entre sí y en su entorno, según ha informado el centro cultural.

La muestra, comisariada por José Vallejo y Pablo Melendo, está organizada por CentroCentro Cibeles junto al Museo Ignacio Zuloaga-Castillo de Pedraza y el Archivo Manuel de Falla, con la colaboración de Acción Cultural Española (AC/E) y Fundación Banco Santander.



A través de la documentación epistolar, fotográfica, periodística, obra plástica de Zuloaga y musical de Falla, la muestra realiza un recorrido cronológico (1913-1939) por el trabajo conjunto de estos creadores, contextualizado en su época histórica, un período extraordinario de la modernidad artística. Más de un centenar de piezas se expondrán en la muestra, entre las que destacan una treintena de obras de Ignacio Zuloaga, y obras de Pablo Picasso, Manuel Ángeles Ortiz, Hermenegildo Lanz y Eugenio Lucas Velázquez.

Las investigaciones indican que posiblemente Falla y Zuloaga se conocieron en París en 1910, pero no es hasta 1913 que hay prueba documental de su relación. En esta fecha arranca el recorrido de la exposición, con la carta en la que el compositor solicita una pequeña ayuda y consejos a su amigo pintor para la puesta en escena de La vida breve. Tras este primer contacto, ambos mantienen una relación epistolar. Zuloaga y Falla se encuentran en París, Madrid y Granada, entre otras ciudades, a lo largo de dos décadas.

Su relación de amistad les anima a trabajar juntos en un gran proyecto, propósito que tardará quince años en formalizarse, cuando en 1928 representen El retablo de maese Pedro, en la Ópera Cómica de París, que supone la culminación profesional conjunta de una relación que a lo largo de veinte años les lleva a colaborar en diversos proyectos. El recorrido finaliza con la carta de despedida que en 1939 Falla envía a Zuloaga antes de su viaje a Argentina, donde muere en 1946, un año después que su amigo.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here