La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha anunciado este lunes que el Gobierno regional promoverá una nueva Ley del Espacio Madrileño de Educación Superior durante esta legislatura que contendrá un sistema plurianual de financiación «estable» para las universidades públicas.

El fin de esta nueva normativa, que ya avanzó la dirigente madrileña tras su encuentro con los rectores la semana pasada, es aumentar la transparencia y dotar de bases más sólidas al sistema universitario de la región a través de este plan de financiación estable para los centros públicos.



Durante la apertura del curso universitario en la Universidad Rey Juan Carlos, Cifuentes, que ha estado acompañada por el consejero de Educación, Juventud y Deporte, Rafael van Grieken, ha adelantado también que la Comunidad fomentará una Estrategia Regional de Ciencia y Tecnología y creará un nuevo sistema de becas universitarias, complementario al del Ministerio de Educación, para que ningún madrileño se quede sin estudiar por motivos económicos.

La presidenta de la Comunidad ha subrayado que para el diseño de la nueva Ley del Espacio Madrileño de Educación Superior es fundamental lograr el mayor consenso posible con los rectores, la comunidad universitaria y los grupos parlamentarios. La Ley se extenderá tanto al ámbito universitario como a la Formación Profesional Superior y a las Enseñanzas Artísticas Superiores.

Desde el Gobierno autonómico han explicado que Madrid constituía hasta ahora el único sistema universitario de España con varias universidades que no disponía de una regulación específica. La nueva Ley establecerá la política regional de educación superior «dotando a los centros públicos de la necesaria estabilidad presupuestaria», ha asegurado.

Además, se tratará de consensuar con las universidades una estrategia racional de la oferta académica que promueva la especialización de las universidades. Dentro de la nueva Ley del Espacio Madrileño de Educación Superior, el Gobierno regional iniciará un proceso para implantar un nuevo modelo de financiación universitaria que «añada transparencia, incentive el esfuerzo y recompense mejor sus resultados».

El nuevo sistema de financiación promoverá que haya una financiación básica ligada fundamentalmente a la docencia y a los estudiantes y otra, por objetivos, en función de los resultados de cada universidad, tanto en docencia como en investigación o transferencia de conocimiento.

APOYO A LA INVESTIGACIÓN

Por otra parte, el Ejecutivo regional plasmará su apoyo a la investigación elaborando una Estrategia Regional de Ciencia y Tecnología junto con las universidades públicas, los Institutos Madrileños de Estudios Avanzados (IMDEA) y otros agentes con sede en la Comunidad de Madrid.

En ella se recogerán las líneas prioritarias que deberán regir las políticas de ciencia y tecnología de la Comunidad de Madrid con el objetivo de convertir a la Comunidad de Madrid en uno de los polos tecnológicos y científicos del Sur de Europa.

Asimismo, la Comunidad de Madrid aumentará la inversión en I+D+i hasta alcanzar el 2 por ciento del PIB regional bajo la guía de esa Estrategia Regional de Ciencia y Tecnología y seguirá con el fomento de la investigación con iniciativas como la reciente convocatoria de ayudas destinadas a actividades de investigación y desarrollo en Ciencias Sociales y Humanidades, con 4,5 millones de euros. A ésta se le sumará en los próximos meses una nueva en Biomedicina.

La presidenta de la Comunidad ha citado el lema de la Rey Juan Carlos, «Non nova, sed nove», es decir, «No cosas nuevas, sino de una manera nueva», para afirmar que esa es la filosofía de su Gobierno: «más que problemas nuevos, lo que tenemos que afrontar es una manera distinta de abordarlos».

Ha asegurado ser plenamente consciente de que los últimos años han sido «muy duros» para las universidades, porque, al igual que «todo el país», se han visto sometidas a «una exigencia que iba incluso más allá de la simple austeridad: la exigencia de hacer más con menos». Pero ahora, ha añadido, «cuando al fin estamos superando lo peor de la crisis», es momento de comprender «que la única forma de prevenir y paliar situaciones como ésa es con más y mejor educación».

Tras dar las gracias a los rectores y a toda la universidad «por haber afrontado un tiempo incómodo con el compromiso intacto de dar la mejor formación posible a los estudiantes», Cifuentes ha renovado su compromiso de iniciar «una etapa caracterizada por el diálogo y la búsqueda conjunta de soluciones a problemas que vienen de lejos».

Las seis universidades públicas madrileñas ofertarán este nuevo curso más 44.170 nuevas plazas. De ellas, la Universidad de Alcalá ofrece 4.040 nuevas plazas de ingreso; la Autónoma, 6.053 plazas; la Carlos III, 3.635 plazas; la Complutense, 14.336; la Politécnica, 6.070 plazas y la Rey Juan Carlos, 10.036.

Además, las 14 universidades de la región, públicas y privadas, ofrecerán este curso un total de 1.589 titulaciones de las que 545 serán grados, 840 másteres y 204 doctorados.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here