-Publicidad-

El artista holandés Theo Jansen revive a sus criaturas asombrosas en Madrid en el Espacio Fundación Telefónica hasta el próximo 17 de enero de 2016, en una experiencia que se convertirá en una especie de «Parque Jurásico», tal y como ha explicado su autor.

Jansen -que se define con ironía como un Dios creador- invita a los asistentes a que sean «testigos» de su trabajo y colaboren para lograr «nuevas formas de vida independiente», uno de sus máximos objetivos.

-Publicidad-

Fusión de arte e ingeniería, sus esculturas cinéticas se mueven a través de complejas estructuras compuestas de botellas de plástico y tubos. El objetivo del artista es el lograr un organismo viviente capaz de caminar y sobrevivir de forma autónoma en las playas de Holanda.

En 1990, Jansen, inspirado por una noticia del calentamiento global en la subida del nivel del mar, escribe una columna en un diario holandés en la que fantasea con crear una nueva forma de vida capaz de levantar diques en las playas y evitar así inundaciones.

A pesar de que no consigue este primer objetivo, irá dando forma poco a poco a los strandbeest o bestias de playa, unos seres que, impulsados por el viento, irán cobrando autonomía. La obra de Jansen alcanzó fama internacional con la aparición en el año 2007 de una de sus criaturas en un anuncio de televisión de automóviles.

Las asombrosas criaturas de la muestra se juntan y dan una idea de la evolución que han registrado desde la primera creación -también incluida en la exposición_, actualmente en desuso. 

Dividida en varias etapas, la muestra incluye esas creaciones originales donde predominaba la cinta adhesiva para unir los tubos de plástico, el paso a la cuerda o la introducción de pistolas de calor para reblandecer capas de pintura. También se puede ver la introducción de nuevos elementos como anclajes para las tormentas en la playa, o el uso de unas alas para transmitir aire comprimido al interior de la estructura.

40 BESTIAS

El esquema de trabajo de Jansen es siempre el mismo. Cada año desarrolla un ser nuevo, que cuando está listo sale a la playa durante el verano. Después de un año de vida y varios meses a la intemperie, las hace regresar al taller y las convierte en lo que denomina fósiles, buscando una nueva criatura que mejore la anterior.

En total Jansen ha creado 40 bestias -de diversas especies, entre ellas gusanos o aladas– y ha establecido siete periodos evolutivos. Los nombres de sus bestias de playa se componen siempre de la palabra animaris, corrupción del latín que alude a su condición de bestia o animal.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here