/ 24 septiembre 2021

Cinco pastelerías de Madrid en las que te amargarás si no pruebas sus dulces

Cinco pastelerías de Madrid en las que te amargarás si no pruebas sus dulces

Esta publicación está dedicada a los amantes del dulce que además vivan en la capital de España. Les proponemos cinco pastelerías en las que se preparan los mejores postres y meriendas de la capital. Y donde también se crean recuerdos con los familiares y amigos.

A nadie le amarga un dulce. Y que un día es un día. Y dos, dos…

1. Horno de San Onofre

Un lugar ideal para aquellos entusiastas de los dulces, que además tienen la oportunidad de acercarse al más cercano, pues hay varios distribuidos por la ciudad. 

Uno está ubicado en la calle Hortaleza, y es frecuente encontrarse aglomeraciones de clientes deseosos de comprar buñuelos de viento o huesos de santo, dependiendo de la época del año. Es un sitio perfecto para tomar una buena merienda si se está por la zona Centro, y para descansar mientras se disfruta de cualquiera de sus delicias. Además, ofrece un ambiente especial gracias al aroma que sale de los hornos en los que se elaboran sus productos.

2. Casa Mira

Esta es una pastelería que está en activo desde el año 1855, y a ella se acercan tanto ciudadanos de Madrid como turistas, con el deseo de degustar sus dulces. Uno de los productos que consigue atraer a auténticas masas de personas que se agolpan en el establecimiento, son los turrones, yemas y polvorones en la época navideña.

El escaparate de Casa Mira consigue embaucar a los que se acercan por la zona, ya que tienen a la vista un gran surtido de frutas escarchadas, peladillas y marrón glacé, entre otros dulces. Todos están hechos según recetas artesanales y con ingredientes de primerísima calidad.

3. Pastelería América III

Esta tercera pastelería cuenta con cincuenta años de experiencia. Especialistas en la repostería argentina, sus productos son fruto de un proceso en el que se combinan diferentes ingredientes, a los que se da un determinado tiempo para hacerse en el horno, de donde salen unos maravillosos  aromas que hacen que los recuerdos de la infancia afloren de nuevo.

La pastelería América III ofrece un ambiente familiar, y allí se derrocha una ilusión que contagia a los clientes que se acercan a disfrutar de esos dulces tradicionales, pero también de las innovaciones que van introduciendo a lo largo de los años. Y es que el objetivo es tener contento a los parroquianos, y sorprender igualmente a los nuevos comensales.

4. La Mallorquina

Esta es una de las pastelerías más famosas de la ciudad de Madrid, y está situada en la famosa Puerta del Sol.  Se encuentra en activo desde el año 1894, y en ese tiempo ha ganado un merecido prestigio. 

Muchos se preguntarán de dónde viene este nombre. Y es que su fundador, Juan de Ripoll era balear. Se vio obligado a vender el establecimiento después de la Guerra Civil, pese al éxito que tenía el local. Desde este momento, La Mallorquina forma parte de las familias Gallo y Quiroga, que han seguido elaborando las trufas y napolitanas que han encandilado a tantos. 

5. El Riojano

Un establecimiento que está muy cercano al lugar en el que se dan las campanadas para dar la bienvenida al año nuevo. Todo aquel que quiera darse un capricho y tomar un bollo bañado en chocolate y azúcar glas, tiene que acercarse a El Riojano.

Entre sus especialidades, destacan las tartas de piñones y Sacher. Además, elaboran su famoso roscón los 365 días del año, para poder saciar el apetito de aquellos entusiastas de este dulce navideño.

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS