Un árbol de 1,5 metros de chocolate preside el escaparate de la típica pastelería madrileña La Duquesita con motivo de la celebración de la Semana Santa. Se trata de un árbol creado por el artesano y ahora dueño de La Duquesita, Oriol Balaguer, elaborado exclusivamente con chocolate.

Precisamente, el árbol muestra el origen del cacao y de sus ramas sobresalen habas de diferentes colores, que representan los distintos momentos de la maduración del fruto hasta que al séptimo año alcanzan un sabor impecable.



Por ello, Balaguer ha querido recuperar el origen del cacao y para ello ha creado una gran escultura de chocolate que simboliza todos los procesos: el árbol, las habas y frutos y en última instancia uno de los productos emblemáticos de Semana Santa, las monas de Pascua elaboradas todas en cacao.

Para ello en el perímetro del árbol se han ubicado diferentes monas de Pascua -patos, gallinas, conejos, osos, peces o payasos- que corresponden a la colección de Monas de Pascua de Semana Santa.

De igual modo, Balaguer ha creado para la carta de La Duquesita dos propuestas de torrijas: Tradicionales de anís y De crema pastelera tostada, las cuales parten de un brioche elaborado artesanalmente y empapado en crema inglesa y azúcar.

Por último, Balaguer también ha elaborado una colección «única» de monas de Pascua que proponen diseños de diferentes tamaños, colores y motivos animales e infantiles como globos de colores, caracoles, renos o peces, que se suman a las versiones más tradicionales.

Todas las monas están elaboradas con el chocolate que el pastelero utiliza en su línea de bombones, el Cacao Grand Cru, chocolate negro y chocolate blanco.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here