/ 10 abril 2021

Cómo solicitar un préstamo personal sin nómina

Cómo solicitar un préstamo personal sin nómina

Llega un momento en la vida de todo estudiante, de todo emprendedor, de todo trabajador, incluso porque no, de todo soñador; en el que para poder seguir hacia delante y perseguir, precisamente, esos sueños que pueden ayudarnos a avanzar y prosperar en la vida, necesitamos más que la ilusión y el ímpetu. Aunque esos valores son fundamentales para afrontar situaciones que se nos plantean, hay veces en las que se requiere de otros medios para sobreponernos y comenzar. Los estudios que van a darnos trabajo en el futuro, la idea de un nuevo y alentador negocio, una merecida escapada tras un par de años sacrificados en casa… Todas ellas son circunstancias diarias en las vidas de miles de personas que, ante la oportunidad, ven mermada su progresión por la falta de un bien indiscutible para poder llevarlo a cabo: el dinero.

Con él podemos pagar esa matrícula y los libros del curso, podemos sentar las bases del proyecto que, seguro, dará sus frutos muy pronto; o también, escaparnos esos días de vacaciones para recuperar sensaciones y volver a la misma rutina de siempre con una sonrisa algo más ensanchada. Muchas veces, pero, ese dinero, no existe. Sí en las arcas de los bancos y entidades financieras, pero no en nuestra cuenta corriente. Y, en muchas de ellas, no porque no hayamos sabido gestionar nuestros recursos o no sepamos encontrar la manera de ganarlos, pues lastimosamente lo que falta en la sociedad es trabajo y bien remunerado, mientras sobran las ganas por trabajar y por intentarlo donde haga falta. Cuando esa escasez de dinero se convierte en un inconveniente serio para proseguir en nuestro camino y nadie muestra suficiente confianza como para prestarnos esa cantidad monetaria que nos serviría para dar el primer (y exigido) paso; los préstamos online aparecen para intentar darnos la oportunidad que otros no, aún y contar sin un aval o sin una nómina.

¿Por qué confiar en los préstamos personales online?

En el mundo de los préstamos online, son muchas las personas que ya han confiado con total tranquilidad en las únicas entidades que, sin exigir una nómina, un aval, o documentación infinita; ofrecen esa posibilidad real de disfrutar de un dinero necesario para sus quehaceres y, porque negarlo, para algún que otro pequeño capricho. Cuando las entidades financieras de toda la vida, hoy, niegan a sus clientes la opción de recibir un dinero que les urge, las organizaciones que se personalizan tras una solicitud a través de su ordenador, transmiten plena seguridad para proceder a ofrecer préstamos personales urgentes sin contratiempos, sabiendo que ese dinero les llegará sin ningún tipo de problema y que podrán devolverlo en los plazos establecidos.

- Advertisement -

Las ventajas de creer en este sector del mercado son múltiples:
– Tramitación online rápida y segura

– Pronta respuesta a la solicitud

– Contratación sin papeleo

– Plazos de devolución de 1 a 30 días

– Total transparencia

– Sin necesidad de aval

– Cualquier persona mayor de edad puede realizar el trámite

Además, para todas aquellas personas que sufren mayor riesgo a la hora de pedir un préstamo, y a las que más dificultades se les interponen para efectuar su solicitud; mediante los préstamos personales online actuales, aunque no dispongan de una nómina o de un aval, pueden pedir un préstamo de estas características, porque dicha situación no les priva de querer ejercer los mismos derechos que quienes sí tienen esa suerte, y seguir luchando por sus estudios, sus conocimientos, su talento laboral o su oportunidades por descubrir y conocer más allá de nuestras fronteras.

Préstamos personales sin nómina

Todos conocemos a Marta. Marta es nuestra vecina. Una muchacha joven, de veintitantos, que todavía vive con sus padres, Dolores y Juan. Marta ha logrado encontrar trabajo, aunque para nada tiene que ver con los estudios que ha realizado. Le gustaría dejarlo, ejercer su oficio o intentarlo por su cuenta y crear una pequeña empresa, pero también quiere seguir estudiando en el extranjero y, como decíamos, aún vive con sus padres. Dolores nunca trabajó, porque en casa le enseñaron que lo importante era saber cómo cuidar del hogar. Juan, con ya cincuenta y muchos, ha perdido el trabajo. La fábrica donde ejercía ha tenido que reducir costes y parte del personal ha sufrido las consecuencias. Aunque lo intenta, lleva cerca de año y medio buscando un nuevo empleo, el que sea, sin suerte. Lo único que quiere es poder seguir manteniendo a su familia y ayudar en el futuro de su hija. Le quedan pocos meses de ayudas.

La breve descripción relata la realidad de muchas personas, unas menos conocidas, otras demasiado cercanas. Todas ellas pasan por auténticos quebraderos de cabeza por culpa del dinero. Aunque tal marco social no debería darse, menos en países tan desarrollados como el nuestro; desafortunadamente, las desigualdades y jerarquías de la estructura poblacional, siguen dictando una cronología del estatus, fuertemente marcada por el poder adquisitivo de pocos y la linde de la pobreza en muchos. La falta de trabajo que vivimos en la actualidad y el gran número de personas desempleadas ha ayudado a agrandar ese margen y ha permitido que personas con sueños e ilusiones hayan visto truncadas sus aspiraciones.

Con la tramitación de un préstamo personal online, ni el hecho de no tener una nómina fija en el momento, o deber resguardarse en la sostenibilidad de un aval, frenan las posibilidades de poder adquirir ese dinero que nos dará el empujón necesario para seguir adelante. Solicitarlo es bien fácil y no se necesita más que conexión a la red para conectarse a la plataforma online prestamista y pedir ya esa cantidad urgente. A riesgo de muy pocas excepciones, su confianza la tenemos, por lo que nuestro único paso sólo debe de ser el correspondiente, devolviendo esa confianza y respondiendo con las merecidas garantías.

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS