Juan Carlos Quer, padre de Diana Quer, ha pedido una condena “ejemplar” para el asesino confeso de su hija, José Enrique Abuín Gey, conocido por el sobrenombre de El Chicle, y ha reclamado que se respete la intimidad de la familia tras la publicación de una fotografía del cadáver de la joven madrileña cubierto por una sábana blanca.

A través de un comunicado remitido a los medios de comunicación, el padre de Diana Quer ha explicado el “dolor” por el trágico fallecimiento de su hija, tras más de 16 meses de “angustia e incertidumbre” sobre su paradero.

A esto se suma ahora el “largo” procedimiento judicial para determinar la responsabilidad penal de El Chicle, que habría confesado la autoría del crimen de Diana el pasado sábado. “Pido a Dios que el procedimiento concluya con una condena que sea ejemplar”, señala Juan Carlos Quer.

Por otra parte, el padre de Diana ha apelado a la “ética profesional periodística y a la dignidad” en el tratamiento de las noticias relacionadas con la muerte de su hija, para “no incrementar aún más el dolor de la familia”.

“Han aparecido ya en los medios de comunicación fotografías e imágenes del cadáver de mi hija Diana cubierto con una sábana. ¿Era necesario? La pregunta se responde por sí sola. ¿Hubiera publicado el director de ese medio esa misma fotografía si se tratase de su hija?”, espeta Juan Carlos Quer.

Ante esta publicación, el padre ha pedido que se retire la fotografía de los archivos para que no vuelva a reproducirse, ya que Diana Quer “no era ni es una página de sucesos, era una persona que merece, al igual que su familia, respeto a su intimidad y consideración a su dolor”.

LA MADRE DE EL CHICLE PIDE PERDÓN

La madre de José Enrique Abuín Gey, conocido por el sobrenombre de El Chicle y autor confeso de la muerte de Diana Quer, ha calificado a su hijo como “un monstruo y un asesino”, y ha pedido perdón a la familia de la joven madrileña.

“Mi hijo es un monstruo, un asesino. Yo no crié a un monstruo pero se convirtió en uno, no puedo más”, ha relatado la madre de El Chicle en una entrevista en Telecinco recogida por Europa Press, que ha aprovechado para pedir perdón a los padres y hermana de Diana Quer.

“No esperaba esto de mi hijo, siento mucho lo que están viviendo. Lo siento como si fuera una hija mía”, ha explicado la mujer entre lágrimas.

Acompañada por la tía del confeso asesino de Diana Quer, la madre ha contado junto a la casa de El Chicle en Taragoña (Rianxo) la “vergüenza” por la que está pasando su familia. “No salgo de casa porque es una vergüenza, un dolor muy grande. Estamos en tratamiento psicológico”, ha señalado.

La madre de El Chicle ha pedido ante las cámaras de televisión a su hijo que cuente “toda la verdad aunque se pudra en la cárcel”. “¿Por qué has hecho esto teniendo una hija y una mujer?”, se ha preguntado.

“Mi hijo es chulesco y mentiroso, pero nunca le vi agresivo o violento”, ha explicado la mujer, para añadir que cuando le preguntaban a El Chicle por la muerte de la joven madrileña éste respondía que “el que hubiera hecho eso no tenía perdón”.

Por otra parte, la madre también asegura que la esposa de El Chicle está “destrozada” por la familia de Diana, y que “ya no le quiere”. “Me dice que si tiene que echar toda la vida en la cárcel que así sea, y se pregunta con quién vivía realmente”, ha detallado.

EL PADRE DE EL CHICLE DEFIENDE A SU HIJO

El padre de José Enrique Abuín Gey, conocido como El Chicle y autor confeso de la muerte de Diana Quer, ha defendido la inocencia de su hijo, asegurando que “es mentira” y que “no tiene cojones ni para matar a una gallina o a un ratón”.

Así lo ha sostenido el padre de El Chicle en declaraciones a Antena 3 recogidas por Europa Press, en las ha negado que su hijo pudiera haber perpetrado un crimen e incluso que traficara con droga.

“Eso es mentira, no mata una gallina ni un ratón. No tiene cojones”, ha espetado nerviosamente al reportero que le intentaba entrevistar a las puertas de su domicilio. “La Guardia Civil se equivoca con él, las cosas se están haciendo mal”, ha apostillado.

Mientras tanto, la causa judicial que investiga la muerte de Diana Quer se ha reabierto este martes y, de hecho, la madre ya ha anunciado que se personará en la misma.

Por su parte, El Chicle, tras confesar que acabó con la vida de la joven madrileña, se encuentra en la prisión de Teixeiro (A Coruña) en el módulo de ingresos y en una celda solo. Así está desde este lunes y después de que la jueza del Juzgado de Instrucción número 3 de Ribeira decretase prisión provisional incomunicada y sin fianza para él.

EL CHICLE SIEMPRE PRINCIPAL SOSPECHOSO

José Enrique Abuín Gey, conocido como El Chicle, se convirtió en noviembre de 2016 en el “principal sospechoso” de la muerte de la joven madrileña Diana Quer, desaparecida en la madrugada del 22 de agosto en A Pobra do Caramiñal, según ha informado el coronel jefe de la Unidad Operativa (UCO), Manuel Sánchez Corbi.

En rueda de prensa, para informar del operativo, ha explicado que uno de los hechos que lo situó en esta circunstancia fue la coincidencia del trayecto que hace su móvil “con el que hace el de Diana” esa madrugada y en un tramo “de las 2.52 a las 2.58 horas”.

A partir de ahí, se empezó un seguimiento que el detenido detectó. En ese momento, se puso en contacto con un agente de la Guardia Civil al que le preguntó por qué le seguían.

En ese “encuentro informal”, dijo que se encontraba con su mujer en las fiestas de A Pobra, aunque con posterioridad, tras ser citado el 30 de noviembre a declarar como testigo, dijo que ambos habían ido a robar gasolina.

“Tratábamos con un profesional de la delincuencia”, ha explicado el coronel jefe de la UCO ante los meses que han pasado hasta su detención. Sin embargo, ha dicho que en noviembre de este año no tenían “ninguna duda” de que Abuín Gey era el autor y que quedaba por aclarar si habían participado más personas, algo que con posterioridad descartaron.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *