MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Los mayores de Galapagar han estrenado su nueva Casa del Mayor, unas nuevas dependencias pensadas para que sean disfrutadas por los más mayores del municipio.



Según ha informado el Consistorio, tras meses de trabajo, 750.000 euros de inversión y una labor de saneamiento del edificio, por fin abre sus puertas este edificio histórico de la localidad, manteniendo su esencia y su carácter emblemático, pero dotándolo de la modernidad necesaria para adaptarlo a las necesidades de la actualidad.

Unas necesidades que han venido marcadas «por las peticiones de los propios mayores» que solicitan un espacio que siguiera siendo céntrico, que fuera accesible y cómodo y, sobre todo, que fuera amplio para acoger todas las actividades y talleres que realizan cada día.

Ellos mismos han podido comprobarlo en la jornada inaugural del centro, donde se han acogido simultáneamente talleres de costura, masterclass de zumba o sesiones de magia.

Para el alcalde de Galapagar, Daniel Pérez Muñoz, este gran proyecto es el culmen del Nuevo Galapagar anunciado años atrás y que parecía algo imposible de realizar. «Hablábamos de una reorganización del municipio, de modernizarlo manteniendo su esencia, de mejorar los servicios y hacer de Galapagar un pueblo del siglo XXI; finalmente lo hemos logrado y muestra de ello es la nueva Biblioteca, el Nuevo Ayuntamiento, el nuevo Punto Joven y ahora esta nueva Casa del Mayor», ha indicado.

UN EDIFICIO MULTIDISCIPLINAR

Para la Concejal de Familia, Encarna Ibáñez «es preciso destacar el carácter multidisciplinar de las nuevas instalaciones». «Por fin los mayores podrán realizan en un solo edificio todas sus actividades, sin entorpecerse unos talleres con otros, o por fin podrán hacer algo tan sencillo como tener unos mayores su propio espacio para jugar a las cartas y, al mismo tiempo, tener otros su propio espacio para sentarse a comer en la cafetería», ha añadido.

Si algo destaca de esta nueva Casa del Mayor es la amplitud de las nuevas salas, partiendo por una amplia y diáfana zona de restauración que se subdivide en zonas para limitar la zona de cocina-cafetería, la zona de estar, o la zona de comer.

Incluyendo también los necesarios servicios adaptados a minusválidos. Ya la parte de arriba, además de destacar por su luminosidad, cuenta con despachos y salas para reuniones y talleres, además de una gran sala de baile que cuenta con la posibilidad de dividirse con mamparas para convertirse en un espacio multiusos.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here