MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo, ha calculado que la demolición que realizará subsidiariamente en el entorno de Martínez Campos, y cuya factura será trasladada posteriormente a la propiedad del edificio, se prolongará «unas tres semanas o un mes».



Un total de 21 familias se han visto afectadas por el derrumbe que tuvo lugar en la madrugada del domingo en la calle Viriato, en el edificio colindante al siniestrado de Martínez Campos. A estos vecinos se les desalojó por seguridad.

La parte del nuevo derrumbe es la que estaba declarada en ruina, colindante a lo ya derruido del edificio de Martínez Campos. Samur Social ha estado en la zona ofreciendo alternativa habitacional a los vecinos de las viviendas colindantes con el muro medianero.

Calvo ha explicado en la rueda de prensa donde ha dado a conocer los nuevos kilómetros de carril bus de la ciudad que a la propiedad se le dio cinco días para decidir si ejecutaban las obras de demolición o si optaban por la ejecución subsidiaria, a cargo del Ayuntamiento. Se decantaron por la segunda opción el viernes, a punto de expirar el plazo otorgado.

«El Ayuntamiento ha actuado con diligencia desde el minuto cero y seguimos haciéndolo», ha defendido el delegado Calvo, que ha añadido que el compromiso municipal busca «minimizar» las molestias a los vecinos y que se responsabilizan de su situación ofreciéndoles realojo temporal.

Hasta ayer habían solicitado la ayuda ofrecida por el Samur Social seis personas divididas en dos familias, una de cinco miembros y otra con una persona en la unidad familiar, han confirmado fuentes de Equidad, Derechos Sociales y Empleo a Europa Press.

El concejal ha remarcado que la obra a acometer, que arranca este lunes, es «complicada» y que en ella «se priorizará la seguridad de las personas».




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here