villas de madrid
Tiempo de lectura 3 minutos


Existe un Madrid “secreto” y desconocido por muchos a solo un paso de la ciudad. Las Villas de Madrid aúnan naturaleza, arte fuera de los museos lugares de buen comer, naturaleza, paz y un enorme patrimonio artístico, cultural y etnológico. Son un conjunto de destinos singulares reconocidos por el valor de su Patrimonio Cultural que han logrado mantener y conservar su autenticidad rural y cuentan con una infraestructura turística de calidad.

BUITRAGO DEL LOZOYA: ARTE Y MUCHA HISTORIA

 

Buitrago del Lozoya es el lugar ideal para volver a la época medieval. En el Valle del Lozoya, envuelto entre montañas y bañado a los pies de su muralla por el río Lozoya. Cuenta con una muralla medieval y un paisaje inigualable. Buitrago tiene gastronomía, historia y naturaleza. Además de arte, ya que cuenta con el Museo Picasso-Colección Eugenio Arias, que cuenta con más de 60 obras del pintor. El municipio es famoso por su Belén viviente en navidad, declarado de Interés Turístico Regional.

PATONES DE ARRIBA: ROMANTICISMO EN ESTADO PURO

Un pueblo que quedó abandonado por sus habitantes, que se fueron aglutinando en Patones de Abajo, pero que conserva casi intactas sus construcciones. Calles de piedra enmarcadas por lo que podría considerarse un museo de pizarra al aire libre. Además de sus calles cuenta con rutas y senderos para disfrutar de la naturaleza y con una oferta gastronómica diferente, con restaurantes íntimos y románticos para recuperar fuerzas.

RASCAFRÍA: NATURALEZA Y RELIGIÓN DE CIENTOS DE AÑOS

El municipio de Rascafría se encuentra inmerso en el Valle del Lozoya, bajo Peñalara, la montaña más alta de la Comunidad de Madrid. Aquí fundó Enrique II en el siglo XIV el Monasterio de Santa María del Paular, que acoge un importante legado cultural y artístico con una colección de pinturas de Vicente Carducho. Gastronomía local con productos de temporada de gran calidad y rutas de senderismo permiten disfrutar de un paisaje insuperable.

CHINCHÓN: UN PUEBLO DE PELÍCULA

Aquí se han rodado multitud de películas con actores y actrices reconocidos internacionalmente como Orson Wells, John Wayne o Cantinflas. Su lugar más reconocido es la Plaza Mayor, un ejemplo de arquitectura popular que parece no avanzar en el tiempo. Sus bares y restaurantes tienen una oferta gastronómica de gran calidad. Su Semana Santa es famosa por la teatralización de la pasión y muerte de Cristo, declarada de Interés Turístico Nacional.

NAVALCARNERO: EL CORAZÓN VINÍCOLA DE MADRID

Un paisaje de viñas rodea Navalcarnero, con una preciosa plaza, la de Segovia, antigua, amplia e impactante, que te lleva hasta el mismo siglo XIX. El vino es tan importante que tiene aquí su propio museo, un festival de jazz y una ruta de catas.

MANZANARES EL REAL: EL RINCÓN MEDIEVAL DE MADRID

Su castillo, sus leyendas y el entorno natural, con bosques, un embalse y unas montañas que parecen de cuento: La Pedriza. Un viaje al mundo medieval o a las historias de caballeros.

NUEVO BAZTÁN: LA VILLA DE LA ILUSTRACIÓN

Aquí, a principios del siglo XVIII, se fundó una fábrica de vidrio y una población para sus artesanos, una auténtica villa de la Ilustración. Este municipio cuenta con un rico patrimonio artístico cultural, un palacio iglesia barroco y un conjunto arquitectónico diseñado por Churriega. Se trata, aseguran, de un pedacito de Navarra en la Comunidad de Madrid. Además, cuenta con varios vinos locales que han sido galardonados.

TORRELAGUNA: LUGAR DE PERSONAJES ILUSTRES

El pueblo del Cardenal Cisneros, Santa María de la Cabeza y San Isidro Labrador. Su casco histórico está integrado por monumentos acordes a estos ilustres vecinos. Ha sido escenario de múltiples películas, con actores y actrices como Cary Grant o Sofía Loren.

SAN MARTÍN DE VALDEIGLESIAS: TIERRA DE VINOS Y PLAYA DE MADRID

Los vinos de San Martín de Valdeiglesias tienen denominación propia dentro de la D.O. de Vinos de Madrid. Destacan entre sus vinos los de cepas de uva garnacha (tinta) y albillo real (blanca). También cuenta con un importante patrimonio cultural y en plena naturaleza se encuentran los embalses de San Juan y Picadas, las playas particulares de los madrileños.

COLMENAR DE OREJA: VINO, ARTE Y TRADICIÓN

El Museo Ulpiano Checa es uno de los mayores atractivos de esta localidad, entre sus cuadros están aquellos que inspiraron escenarios de cine como Ben-Hur o Quo Vadis. Su Plaza Mayor es otro ejemplo de tradición y construcciones populares. Cuenta con bodegas centenarias que pueden visitarse y en mayo celebra su Feria del Vino.

VILLAREJO DE SALVANÉS: VESTIGIOS DE GRANDEZA

En la Alcarria madrileña se ubica este municipio en el que se conserva la Torre del Homenaje, que ayuda a imaginarse lo grandioso que debió de ser el castillo de Villarejo de Salvanés. Un paisaje de olivos y encinares bañados por arroyos que desembocan en el Tajo rodea a este municipio. Es famosa su fiesta de Halloween en la que todo el pueblo se disfraza para la ocasión y prepara un pasaje del terror.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *