Tiempo de lectura 2 minutos


El número de autónomos en la Comunidad de Madrid ha alcanzado el récord histórico con 398.292 afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) en el primer semestre de 2018, y cerca de 18.000 se han beneficiado de la ampliación de la tarifa plana con la que se permite un abono único de 50 euros mensuales en concepto de cotización a la Seguridad social.

Así lo ha desgranado en el estudio de actividad de los trabajadores del colectivo de autónomos registrada en la región en el primer semestre de 2018 el viceconsejero de Hacienda y Empleo de la Comunidad de Madrid, Miguel Ángel García.

De esta forma, hasta el mes de julio la Comunidad de Madrid es la segunda autonomía que registra un mayor crecimiento del número de autónomos en el último año con un incremento del 2,91 por ciento interanual, sólo por detrás de Canarias, lo que implica una subida de 2,5 veces la tasa de crecimiento del conjunto nacional para este periodo, fijada en el 1,15 por ciento.

Del total de los autónomos, un 35,1 por ciento son mujeres, llegando a las 139.146 afiliadas al RETA. Esta cifra, según el viceconsejero, supone un incremento del 21 por ciento respecto al año 2009. De hecho, en los últimos diez años la Comunidad de Madrid cuenta así con 24.258 autónomas más.

No obstante, el perfil del autónomo madrileño es el de un hombre de entre 40 y 54 años que lleva tres años ejerciendo su actividad y que cotiza a la seguridad social por la base mínima en el sector servicios. El 60 por ciento de los trabajadores por cuenta propia en la Comunidad de Madrid tiene una antigüedad superior a los tres años y el 86 por ciento cotiza en el sector servicios. Así, el 87,3 por ciento cotiza por la base mínima.

En cuanto a la tarifa plana, el viceconsejero de Hacienda y Empleo ha señalado que ha demostrado su «éxito» en la supervivencia de los nuevos negocios, ya que el 69 por ciento de los autónomos que se han beneficiado de esta medida mantiene su actividad dos años después de haberse dado de alta en el RETA.

Además, el 87 por ciento sigue dado de alta cono afiliado a la Seguridad Social, con lo que «9 de cada 10 autónomos que se acogieron a la tarifa plana están actualmente trabajando».

MEDIO MILLÓN DE EMPLEOS

Del conjunto de autónomos en la Comunidad hay en la actualidad 46.223 que emplean a otras personas. El informe estima que los autónomos madrileños personas físicas tienen a unos «110.00 trabajadores contratados».

En este punto, el viceconsejero ha aseverado que una de las prioridades del Gobierno regional es dar impulso al trabajo autónomo, algo que lo «demuestran» con la prórroga de la Estrategia Madrid por el Empleo que contiene medidas específicas para este colectivo, dotadas de un presupuesto de 17,55 millones de euros para el ejercicio de 2018.

Estas ayudas están enfocadas para quienes quieren emprender, para quienes ya han emprendido y quieren hacer crecer su proyecto y medidas «para dar cobertura en momentos de dificultad que requieren una segunda oportunidad».

Para los costes iniciales de constitución los autónomos cuentan con una ayuda de hasta 4.500 euros. En 2016 y 2017 se han beneficiado de esta medida 1.500 emprendedores y además existen ayudas para el alquiler de locales en la Comunidad para que puedan instalarse los nuevos negocios con rentas reducidas y plazo de carencia de pagos.

García Mratín ha destacado también las ayudas a la financiación como los créditos para emprendedores, puestos en marcha a través de distintos convenios firmados con Avalmadrid, con los que ha estimado que se permitan financiar operaciones «por un total de 92 millones de euros de los que podrán beneficiarse 3.000 emprendedores».

Asimismo, el programa Re-emprende destina ayudas hasta 5.100 euros por autónomos durante 18 meses o el programa SOS Empresa, que es un servicio gratis de asesoramiento, prevención y recuperación y segunda oportunidad para trabajadores autónomos «en dificultades».

RESULTADOS «ALENTADORES»

De hecho, también dentro de la Estrategia Madrid por el Empleo se incluyen ayudas para que los autónomos contraten a trabajadores que pueden alcanzar los 10.000 euros por puesto de trabajo.

Estas ayudas van desde la bonificación de 4.000 euros por contrato indefinido inicial, hasta ayudas a colectivos que necesitan una alta protección dotadas de 7.500 euros por contratos, como por ejemplo a parados de larga duración o víctimas de violencia de género.

«Estos son resultados alentadores que nos animan a seguir trabajando y esperamos que estos resultados se sigan fortaleciendo porque los autónomos son los auténticos garantes de que el crecimiento económico se vigorice», ha sostenido el viceconsejero de Hacienda y Empleo.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *