/ 18 enero 2022
0.2 C
Madrid
/ 18 enero 2022

El pan, el alimento más castigado por los falsos mitos

El pan, el alimento más castigado por los falsos mitos

El 16 de octubre se celebra el Día Mundial del Pan, un alimento que ha sido víctima de falsos mitos que han provocado un descenso importante en su consumo. Se trata de una fecha ideada por la Federación Internacional de Panaderos para promover el consumo de este producto que es esencial en la dieta.

Mientras los expertos recomiendan consumir entre 220 y 225 gramos de pan al día repartidos en las diferentes comidas, desde Panaria afirman que estas cantidades están por encima del consumo actual, ya que el consumo medio diario en España es de 90 gramos, algo que podría deberse a los falsos mitos que envuelven a este alimento.

EL PAN NO DEBE FALTAR EN NINGÚN TIPO DE DIETA

«El pan es una fuente de hidratos de carbono, fibra, minerales y proteínas que no debe faltar en cualquier tipo de alimentación» sentencian desde Panaria, un grupo de panaderías de autor fundado en 2010. En un encuentro celebrado ayer en Madrid con motivo del Día del Pan, se pusieron de manifiesto los beneficios de este alimento. 

Se trata de un alimento que ha permanecido en la dieta desde la Antigüedad y forma parte de la base de la pirámide nutricional. La receta del pan consta de cuatro ingredientes: harina, sal, levadura y agua. Se trata de una receta tradicional que normalmente no suele agregar azúcares o grasas, como ocurre con otros tipos de alimentos relacionados con el pan. 

DESMONTANDO MITOS

El pan debe estar presente en cualquier dieta, simplemente, según los nutricionistas basta con limitar su ingesta a las cantidades recomendadas. Es un alimento tan básico como los huevos o el aceite. Por otro lado, que la miga engorda más es otro mito, la miga está compuesta por los mismos ingredientes de la corteza, solo se diferencia de esta en que no se expone al calor del mismo modo. De hecho, la miga tiene mayor cantidad de agua, por lo que menos cantidad de corteza podría «engordar» más. Y no produce colesterol, ya que sus grasas son escasas y además de origen vegetal.

Además, hay que tener en cuenta que es igual de sano tanto el pan blanco como el integral, solo que el segundo es de absorción más lenta y permite una mayor sensación de saciedad. Los colines, las tostas o tostadas envasadas y el resto de alimentos relacionados con el pan no engordan menos, sino todo lo contrario, generalmente cuentan con otros alimentos o productos que aumentan sus calorías. Lo mismo ocurre con el pan de molde, que tiene bastante más grasa y por eso está más tierno. 

El descenso en el consumo de pan se debe a los mitos que le rodean, sin embargo en los últimos tiempos se ha observado un aumento de la demanda «del pan de toda la vida», que parece cumplir con los requisitos de alimento «healthy». El pan elaborado al día, con masa madre, que se aleja de las masas congeladas ha ganado protagonismo. Los expertos de Panaria señalan que este tipo de pan «tiene más sabor, más aroma, una miga tierna y ligera, tiene mayor durabilidad y, además, aporta una mejor digestibilidad».  


LO MÁS LEÍDO

El 16 de octubre se celebra el Día Mundial del Pan, un alimento que ha sido víctima de falsos mitos que han provocado un descenso importante en su consumo. Se trata de una fecha ideada por la Federación Internacional de Panaderos para promover el consumo de este producto que es esencial en la dieta.

Mientras los expertos recomiendan consumir entre 220 y 225 gramos de pan al día repartidos en las diferentes comidas, desde Panaria afirman que estas cantidades están por encima del consumo actual, ya que el consumo medio diario en España es de 90 gramos, algo que podría deberse a los falsos mitos que envuelven a este alimento.

EL PAN NO DEBE FALTAR EN NINGÚN TIPO DE DIETA

«El pan es una fuente de hidratos de carbono, fibra, minerales y proteínas que no debe faltar en cualquier tipo de alimentación» sentencian desde Panaria, un grupo de panaderías de autor fundado en 2010. En un encuentro celebrado ayer en Madrid con motivo del Día del Pan, se pusieron de manifiesto los beneficios de este alimento. 

Se trata de un alimento que ha permanecido en la dieta desde la Antigüedad y forma parte de la base de la pirámide nutricional. La receta del pan consta de cuatro ingredientes: harina, sal, levadura y agua. Se trata de una receta tradicional que normalmente no suele agregar azúcares o grasas, como ocurre con otros tipos de alimentos relacionados con el pan. 

DESMONTANDO MITOS

El pan debe estar presente en cualquier dieta, simplemente, según los nutricionistas basta con limitar su ingesta a las cantidades recomendadas. Es un alimento tan básico como los huevos o el aceite. Por otro lado, que la miga engorda más es otro mito, la miga está compuesta por los mismos ingredientes de la corteza, solo se diferencia de esta en que no se expone al calor del mismo modo. De hecho, la miga tiene mayor cantidad de agua, por lo que menos cantidad de corteza podría «engordar» más. Y no produce colesterol, ya que sus grasas son escasas y además de origen vegetal.

Además, hay que tener en cuenta que es igual de sano tanto el pan blanco como el integral, solo que el segundo es de absorción más lenta y permite una mayor sensación de saciedad. Los colines, las tostas o tostadas envasadas y el resto de alimentos relacionados con el pan no engordan menos, sino todo lo contrario, generalmente cuentan con otros alimentos o productos que aumentan sus calorías. Lo mismo ocurre con el pan de molde, que tiene bastante más grasa y por eso está más tierno. 

El descenso en el consumo de pan se debe a los mitos que le rodean, sin embargo en los últimos tiempos se ha observado un aumento de la demanda «del pan de toda la vida», que parece cumplir con los requisitos de alimento «healthy». El pan elaborado al día, con masa madre, que se aleja de las masas congeladas ha ganado protagonismo. Los expertos de Panaria señalan que este tipo de pan «tiene más sabor, más aroma, una miga tierna y ligera, tiene mayor durabilidad y, además, aporta una mejor digestibilidad».  


LO MÁS LEÍDO

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

El 16 de octubre se celebra el Día Mundial del Pan, un alimento que ha sido víctima de falsos mitos que han provocado un descenso importante en su consumo. Se trata de una fecha ideada por la Federación Internacional de Panaderos para promover el consumo de este producto que es esencial en la dieta.

Mientras los expertos recomiendan consumir entre 220 y 225 gramos de pan al día repartidos en las diferentes comidas, desde Panaria afirman que estas cantidades están por encima del consumo actual, ya que el consumo medio diario en España es de 90 gramos, algo que podría deberse a los falsos mitos que envuelven a este alimento.

EL PAN NO DEBE FALTAR EN NINGÚN TIPO DE DIETA

«El pan es una fuente de hidratos de carbono, fibra, minerales y proteínas que no debe faltar en cualquier tipo de alimentación» sentencian desde Panaria, un grupo de panaderías de autor fundado en 2010. En un encuentro celebrado ayer en Madrid con motivo del Día del Pan, se pusieron de manifiesto los beneficios de este alimento. 

Se trata de un alimento que ha permanecido en la dieta desde la Antigüedad y forma parte de la base de la pirámide nutricional. La receta del pan consta de cuatro ingredientes: harina, sal, levadura y agua. Se trata de una receta tradicional que normalmente no suele agregar azúcares o grasas, como ocurre con otros tipos de alimentos relacionados con el pan. 

DESMONTANDO MITOS

El pan debe estar presente en cualquier dieta, simplemente, según los nutricionistas basta con limitar su ingesta a las cantidades recomendadas. Es un alimento tan básico como los huevos o el aceite. Por otro lado, que la miga engorda más es otro mito, la miga está compuesta por los mismos ingredientes de la corteza, solo se diferencia de esta en que no se expone al calor del mismo modo. De hecho, la miga tiene mayor cantidad de agua, por lo que menos cantidad de corteza podría «engordar» más. Y no produce colesterol, ya que sus grasas son escasas y además de origen vegetal.

Además, hay que tener en cuenta que es igual de sano tanto el pan blanco como el integral, solo que el segundo es de absorción más lenta y permite una mayor sensación de saciedad. Los colines, las tostas o tostadas envasadas y el resto de alimentos relacionados con el pan no engordan menos, sino todo lo contrario, generalmente cuentan con otros alimentos o productos que aumentan sus calorías. Lo mismo ocurre con el pan de molde, que tiene bastante más grasa y por eso está más tierno. 

El descenso en el consumo de pan se debe a los mitos que le rodean, sin embargo en los últimos tiempos se ha observado un aumento de la demanda «del pan de toda la vida», que parece cumplir con los requisitos de alimento «healthy». El pan elaborado al día, con masa madre, que se aleja de las masas congeladas ha ganado protagonismo. Los expertos de Panaria señalan que este tipo de pan «tiene más sabor, más aroma, una miga tierna y ligera, tiene mayor durabilidad y, además, aporta una mejor digestibilidad».  


LO MÁS LEÍDO

AHORA EN PORTADA

LO MÁS COMENTADO