Los alcaldes del noroeste de la Comunidad de Madrid se han reunido este miércoles en el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón para abrigar la rúbrica del convenio que la alcaldesa de este municipio, Susana Pérez Quislant, y el presidente de la Junta de Compensación de ARPO, y que da luz verde oficial a las obras de soterramiento de la glorieta de la M-503, para las que el Consistorio pozuelero tiene presupuestados más de 10 millones de euros. Empezarán esta primavera, durarán 16 meses y beneficiarán a tres millones de personas. 

El principio del fin de la última glorieta de la M-503 1

Al acto han asistido el alcalde de Boadilla del Monte, Antonio González Terol, el primer edil de Majadahonda, Narciso de Foxá, el regidor de Las Rozas, José de la Uz, el del Villanueva de la Cañada, Luis Partida y el de Brunete, Borja Gutiérrez. Todos ellos han sido testigos y partícipes de este gran paso tan necesario para dar respuesta a un grave problema de movilidad que se viene sufriendo  desde hace años, después de que se soterraran  las otras rotondas de una vía que conecta Pozuelo de Alarcón con Majadahonda, Boadilla y Madrid, y que está ubicada muy cerca del Hospital Puerta de Hierro.



«Gracias a esta actuación acabaremos con los atascos que se producen a diario y que colapsan una de las principales entradas a la ciudad», ha afirmado Pérez Quislant y ha recordado que asimismo también se da cumplimiento al  programa electoral con el que el PP se presentó a las elecciones en el mes de mayo de 2015.

 Quislant ha detallado que en la zona, en el tramo comprendido entre el hospital Puerta de Hierro y Pozuelo, donde se ubica la rotonda, se registran atascos «que hacen perder entre 20 y 30 minutos». Cuando no hay colapso, el tiempo que se tarda en recorrer el tramo en cuestión oscila entre los «5 y 7 minutos».

Por su parte, los alcaldes a cuyos términos municipales presta servicio la carretera se han mostrado satisfechos con la iniciativa. De este modo, el alcalde de Las Rozas, José de la Uz, ha destacado que la puesta en marcha del soterramiento será «importante para la movilidad» en la zona. Al tiempo, ha reclamado al Ministerio de Fomento «las obras e inversiones» previstas el entorno de la A6, la M-50 y la M-40, que afectan al noroeste de la región.

«Hace cuatro años los ciudadanos de Majadahonda recortaron tiempo en sus desplazamientos gracias a la apertura del tercer carril y con este soterramiento en el término municipal de Pozuelo se da un paso más en la mejora de las conexiones y la movilidad», ha señalado Narciso de Foxá.

El principio del fin de la última glorieta de la M-503 2

González Terol ha destacado que se ha puesto en marcha una nueva infraestructura que permitirá a los vecinos de varios municipios del noroeste de la región ahorrar tiempo en su entrada a la ciudad de Madrid. Sin embargo ha lamentado que «una vez en la capital, se encontrarán con una política restrictiva al vehículo privado, que tiene como consecuencia atascos y colapso de varias vías, disponiendo así, a su antojo, del tiempo de los madrileños y atacando en consecuencia su libertad».

A su vez, el alcalde de Boadilla ha hecho alusión a la pregunta que planteó a la Secretaria General de Transportes, en su condición de diputado nacional, que «dónde están los 4.000 millones de euros» que el «ministerio socialista de Pedro Sánchez ha decidido» «robarle a los madrileños y su respuesta es que no hay respuesta».

«Al final tenemos que venir los ayuntamientos del Partido Popular, que no nos gustan crear fronteras artificiales, como hacen en Madrid, sino que nos gusta mejorar la movilidad en estos municipios, a resolver aquellas cosas que otras administraciones no son capaces de hacer», ha concluido.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here