Tiempo de lectura 2 minutos


Según la OMS (organización mundial de la salud) no se debe superar los 25 gramos de azúcares añadidos, pero eso no incluye los azúcares (fructosa, por ejemplo) presentes de forma natural en alimentos no procesados como la fruta o la verdura. Una cucharita de café tiene cuatro o cinco gramos y una sopera entre 12 y 15 gramos.

Si te paras a contar una lata de refresco tiene 35 gramos, 10 más de lo recomendado por la OMS. Muchos de los alimentos procesados tienen una alta cantidad de azúcar refinada, a veces ni si quiera somos conscientes de ello hasta que vemos la etiqueta del producto.

Estas fechas son propensas para triplicar incluso esos datos en un solo día y también lo son para decir muy alegremente “Un día es un día” o “ya en enero cambiaré mis hábitos”. Nos bombardean con la estética y un cuerpo 10 pero hay mucho más detrás de un consumo elevado de azúcar.

¿Eres de los que empieza con un poquito de dulce y cuándo te das cuenta has arrasado con todo?

Se ha confirmado que actúa en nuestro organismo de la misma manera que lo hace una droga. Así lo demuestra un estudio realizado en Connecticut (EE.UU.) en 2013, que concluye que el azúcar tiene un impacto neurológico similar al de la cocaína y la morfina.

¿Sabes los beneficios que tiene dejar de consumir azúcar refinada?

  • Ayuda al organismo a proteger el corazón: reducir el consumo del producto también ayuda a disminuir los riesgos de sufrir un ataque al corazón
  • Ayuda a controlar la digestión así como la salud dental: al eliminar esta sustancia de la dieta el aparato digestivo se ve beneficiado. Esto es debido a que su capacidad de procesar todos los alimentos puede desarrollarse de un modo más eficaz. Problemas como el de estreñimiento y otros padecimientos en el colon se ven notablemente disminuidos. Asimismo, las bacterias de la boca tienen a fortalecerse gracias al consumo de azúcar. Es importante tener claro que el producto aumenta las posibilidades de desarrollar caries
  • Los niveles de energía aumentan y ayuda a conciliar mejor el sueño. Además, el consumo excesivo del producto puede alterar el sueño. Las personas que logran eliminar al máximo el consumo de azúcar en sus dietas notan rápidamente cómo sus hábitos del sueño mejoran y dejan de sufrir insomnio.
  • Colabora para mantener la juventud de la piel. El consumo de azúcar puede interferir en la producción de elastina y colágeno, que son las dos principales proteínas de la piel. A largo plazo, el azúcar puede provocar envejecimiento prematuro y otras alteraciones en la piel.
  • Lograrás mantener un peso más equilibrado. Los alimentos azucarados suelen contener altos niveles de grasas, carbohidratos y calorías, que son las principales causas de la obesidad
  • Tendrás menor riesgo de padecer diabetes. No es una relación directa pero si un factor de riesgo dado que el consumo afecta al sobrepeso y a que las células de nuestro cuerpo se hagan resistentes a la insulina

Ahora que ya sabes un poquito más, si eres de los que quiere seguir sumando contras en tu salud, física y mental, el consumo de azúcar es perfecto.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *