Tiempo de lectura 1 minuto

Un grupo de grafiteros han ‘celebrado’ a su manera el Día de Reyes manchando varios vagones de la línea 10 de Metro de Madrid, en dos ocasiones entre las estaciones de La Granja y La Moraleja.

El primer incidente se registró sobre las 6.30 horas de este domingo cuando los trabajadores del suburbano advirtieron la presencia de un grupo de grafiteros ensuciando un tren en el túnel entre ambas estaciones, por lo que la circulación ferroviaria tuvo que parar, ocasionando una demora de 25 minutos.

Además, a las 8 de la mañana, unos siete grafiteros pintaron unos 50 metros de varios vagones de un tren también situado entre las estaciones de La Granja y La Moraleja. Los vándalos pararon el tren y entraron en la cabina de conducción de cola, pulsando la seta de emergencia para pararlo y poderlo pintar.

En todo el año 2018, hasta el 5 de diciembre, los grafiteros pintaron un total de 1.559 vagones del Metro de Madrid, con una superficie aproximada de 20.000 metros cuadrados, según datos del Gobierno regional dados al Grupo Ciudadanos de la Asamblea en respuesta a una pregunta parlamentaria.