Tiempo de lectura 2 minutos


El modelo de Compromiso Social de Distrito Castellana Norte (DCN) ha conseguido que en los últimos tres años a casi 170.000 vecinos participen en el proyecto Madrid Nuevo Norte. Este ha sido uno de los datos más significativos de la Memoria de Compromiso Social que la compañía ha presentado este martes en el espacio Impact Hb Alameda.

En menos de tres años, el área de Compromiso Social de DCN ha gestionado 480 actividades por distintas zonas de Madrid y se han mantenido 1.170 reuniones con colectivos, asociaciones y el mundo de la universidad.

El área de DCN colabora de forma activa con más de 80 colectivos y asociaciones que impulsan proyectos comunes para la mejora de Madrid. Todas estas actividades han conseguido llegar de forma directa a 166.955 personas, lo que se traduce en un alcance indirecto de 667.820 personas.

El proyecto Madrid Nuevo Norte, que el Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobará este mes de marzo cuenta con un gran respaldo ciudadano: un apoyo del 80,8% entre los madrileños y del 91,7% entre los vecinos de los barrios limítrofes según un sondeo realizado entre noviembre y diciembre de 2017.

«Sabemos que un proyecto de esta envergadura tiene la capacidad de influir de manera decisiva en la vida de muchas personas. Por eso, en nuestro modelo de urbanismo, los ciudadanos son los verdaderos protagonistas», ha explicado Gema del Pozo, directora de Compromiso Social de DCN.

10 PUNTOS CLAVE EN EL COMPROMISO SOCIAL

Madrid Nuevo Norte es la primera gran promotora que cuenta con un departamento exclusivo de Compromiso Social. Durante la elaboración del proyecto han seguido estas diez líneas de trabajo:

1.- Integración de los barrios colindantes, respetando la cultura y la identidad de estos. No es lo mismo Chamartín, Fuencarral o Las Tablas.

2.- Integración a todas las edades. Se han desarrollado talleres y actividades para niños, jóvenes, adultos y mayores.

3.- Ciudad activa. Es importante que haya vida en las calles, por ejemplo, con actividades culturas o deportivas.

4.- Opiniones, necesidades y expectativas. Cada opinión, cuenta. Se tiene muy presentes a las asociaciones vecinales y de comercios, clubes deportivos, centros educativos…

5.- Integración de las mejores ideas. Reuniones con expertos, fomento del emprendimiento social, etc.

6.- Reflexión y participación. Se registran las principales propuestas de asociaciones y colectivos en charlas informativas, ‘picnics urbanos’…

7.- Integración de los diferentes usos de la ciudad. Espacios para mujeres, infancia, jóvenes, mayores, personas con diversidad funcional…

8.- Compartir conocimiento. El proyecto se expone en importantes foros de urbanismo.

9.- Equilibrio con el mundo rural. Fortalecer los vínculos con los municipios de la Sierra Norte de Madrid.

10.- Creación de empleo y otras oportunidades. Madrid Nuevo Norte generará hasta 250.000 puestos de trabajo a través de su Proyecto Empleo.