Aplicaciones preinstaladas
<b>Tiempo de lectura</b> 2 minutos


Las aplicaciones preinstaladas ya vienen desde en el teléfono desde el momento de su compra. Se conocen comúnmente con el nombre de bloatware o crapware.

«Los fabricantes se ven obligados a incluir algunas de estas aplicaciones si quieren utilizar sistemas operativos como Android, pero otras se incluyen por considerarlas útiles o por acuerdos cerrados con terceras empresas», explican desde Certideal, una plataforma dedicada a la venta de teléfonos rea condicionados.

De este modo, las apps preinstaladas, como Google Play Music y Google Play Books, consumen espacio en los dispositivos móviles. Así pues, en un móvil de 16GB con sistema operativo Android, el espacio ocupado por el bloatware puede llegar a ser hasta de 5GB.

MEJORAS A LA VISTA

Ante esta situación, la compañía Apple ya ha tomado cartas en el asunto. De este modo, la versión iOS10 permite a los usuarios eliminar de forma segura las aplicaciones preinstaladas, así como volver a instalarlas desde la App Store.

Asimismo, la autorización de iOS13 vendrá con una reducción del tamaño de descarga de las aplicaciones de su tienda de un 50 por ciento, así como del paquete de datos de las actualizaciones de un 60 por ciento. De esta manera, se ahorra espacio y permite abrir las apps hasta dos veces más rápido.

Por su parte, Google pretende hacer algo parecido con Andriod Q. Se trata de su nuevo sistema operativo que será lanzado, según está previsto, en el mes de agosto.

CÓMO ELIMINAR APLICACIONES PREINSTALADAS EN ANDROID

No obstante, ahora mismo una solución para librarnos de las aplicaciones preinstaladas en Android será eliminarlas de forma manual. Así pues, recogemos tres posibilidades para liberar espacio en los dispositivos expuestas por Certideal:

  • Desinstalar. No todas las aplicaciones preinstalads son necesarias para el correcto funcionamiento del dispositivo. Por ello, se puede probar a ir a ajustes del teléfono y, si aparece la opción de desinstalarla, borrarla con tranquilidad. No en todos los casos viene la opción de desinstalación.
  • Inhabilitar o desactivar. En los casos en los que no se pueda desinstalar, la mejor opción es inhabilitarlas o desactivarlas. De este modo, la app se queda ‘muerta’. Seguirá consumiendo espacio, pero mucho menos y, además, evitas las actualizaciones y no la verás en la pantalla.
  • Rooter. Cuando hacemos root el dispositivo móvil, podemos desinstalar e instalar todas las apps que deseemos. Y es que, además, podemos personalizar el teléfono a nuestro gusto. Asimismo, se gana batería y se mejora el rendimiento del móvil. El inconveniente es que hacer root no es sencillo.

ADVERTENCIA

En último lugar, conviene advertir de llevar cuidado a la hora de eliminar una aplicación. Aunque parezca inútil, hay ocasiones en que esta sea necesaria para el sistema operativo y su eliminación puede conllevar problemas de funcionalidad del dispositivo.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *