Tiempo de lectura 1 minuto


Fomento ha encontrado una situación «más grave de la esperada» en el puente del nudo de circunvalación de la M-40 con la M-607, que se comenzó a reformar en julio, por lo que plantea que la medida «más segura y mejor» es tirar el viaducto y construir uno nuevo, con unas obras de, al menos, nueve meses.

Así se lo ha confirmado a Efe el director general de Carreteras, Javier Herrero, quien apunta que a finales de julio iniciaron la labor prevista, consistente en retirar la parte superior del firme, ante lo que han hallado «una situación cada vez peor».

Por ello, el Ministerio está definiendo qué proyecto es mejor emprender, aunque «todo apunta a que la mejor solución, la más segura, va a ser la sustitución del viaducto», lo que implicará demoler el actual, que por el momento ha sido apuntalado.

Herrero apunta que la construcción de un nuevo puente conllevaría unos trabajos «no inferiores a nueve meses», y ello, incide, gracias a que sería mediante este procedimiento de emergencia, que es «el más rápido posible».

El director general de Carreteras sostiene que «no sería un proceso fácil», pero defiende que está enfocado a «garantizar la seguridad» de los conductores.

Sobre las demandas de los vecinos que piden alguna alternativa viaria, Herrero mantiene que la obligación de la Dirección General de Carreteras es «tener seguras las infraestructuras», mientras que la parte de tráfico es competencia de la Dirección General de Tráfico.

«Es un problema importante para la movilidad, pero no podemos tener una infraestructura que no cumple los parámetros de seguridad que hay que cumplir», asevera.

Por su parte, el alcalde de Tres Cantos, Jesús Moreno, asegura a Efe que ha pedido una reunión con Herrero para que informe de la situación actual, y detalle «qué alternativas y opciones hay para mejorar la movilidad» mientras duren las obras.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *