Sánchez deja colgados a los autónomos

Cuando un gobierno se para, es el empresario el que baja la persiana. Los pequeños comerciantes y los autónomos lo saben. Sus familias, lo saben. El único que no se ha enterado de ello es Pedro Sánchez.

Después de seis meses de teatro, el Gobierno de Pedro Sánchez ha dado un portazo a los mayores creadores de empleo de España y de la Comunidad de Madrid: los autónomos.

El frenazo de la economía ya es una realidad y se está notando en la calle. Mientras Sánchez y su socio preferente Iglesias se peleaban por los sillones durante medio año, la inacción gubernamental frente al Brexit, frente a la caída de la Bolsa, la inestabilidad del mercado del petróleo y la guerra de los aranceles iniciada por Donald Trump han metido el miedo en el cuerpo de las pymes.

De nada sirven las fotos del presidente y las promesas vacías frente a los negros nubarrones que se acercan. El autónomo sufre en su bolsillo las consecuencias de manera directamente proporcional al grado de dejación de funciones de quienes deberían articular soluciones a la tormenta que se avecina. Y la única explicación que encontramos para ello es la falta de compromiso y la irresponsabilidad de un presidente inactivo.

Los autónomos llevan más de un año sin respuestas. El gobierno de Sánchez no ha puesto en marcha ni la reforma de la cotización por ingresos reales, ni la modificación de la Ley de Morosidad, ni la actualización de la Ley de Segunda Oportunidad, ni las medidas para aligerar las cargas de las mujeres autónomas ni las acciones necesarias para facilitar el emprendimiento y la innovación, pilares de la economía del presente, no ya del futuro.

Las asociaciones de autónomos lo han dicho por activa y por pasiva: no solo era necesario formar un Gobierno cuanto antes, cosa que no ha pasado, sino que enviar al país a otras elecciones por ambición personal suponía crear aún más incertidumbre en el empleo autónomo, del que viven más de tres millones de personas y sus familias.

Y mientras Pedro Sánchez dejaba colgados a los autónomos, Ciudadanos ha sido el único partido que ha propuesto un salvavidas en el Congreso de los Diputados, las reformas estructurales que se piden desde hace años: no adelantar el IVA por las facturas no cobradas, tarifa plana para las mujeres emprendedoras del mundo rural, exención de las cuotas para quienes no lleguen al salario mínimo interprofesional con sus ingresos o la posibilidad de no pagar cuota durante los dos años siguientes al nacimiento de cada hijo. Ciudadanos en la Comunidad de Madrid logró aprobar, además, la ‘tarifa 0’ para autónomos que incorporen a su primer trabajador con un contrato indefinido.

Este es el camino, no el de ignorar las quejas y el de no aplicar las disposiciones que aminoren los problemas que los autónomos y las pymes van a soportar sobre sus espaldas.

Cuando un gobierno se para, es el empresario el que baja la persiana. Los pequeños comerciantes y los autónomos lo saben. Sus familias, lo saben. El único que no se ha enterado de ello es Pedro Sánchez.

Portavoz de Ciudadanos en la Comisión de Economía y Empleo de la Asamblea de Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here