-Publicidad-

Un ciudadano brasileño de 32 años que había sido detenido con cocaína en el aeropuerto de Barajas se fugó de los juzgados de Plaza de Castilla el pasado sábado cuando la Guardia Civil le introducía en los calabozos, momento que aprovechó para golpearles y salir corriendo hacia la calle.

Los hecho tuvieron lugar a media mañana del pasado sábado, cuando tres guardias civiles trasladaban en un furgón a un detenido en el aeropuerto de Barajas que había sido sorprendido con cinco kilos de cocaína.

El furgón entró en los juzgados, los guardias bajaron al arrestado -que no tiene antecedentes- y le quitaron los grilletes para que pudiera hacer los trámites de acceso a los calabozos y en ese momento el hombre, corpulento, aprovechó para golpearles, causándoles contusiones, y salir corriendo.

-Publicidad-

Subió por la rampa que da acceso a los vehículos policiales, saltó la valla que cierra el recinto y se alejó corriendo por la calle, según las fuentes.

Cuando los guardias dieron aviso a la Policía Nacional, encargada de la seguridad en la sede judicial, varios agentes salieron a buscarle pero no le encontraron, según han confirmado a Efe fuentes policiales que añaden que no fueron informados del incidente en el momento, sino transcurrido un tiempo.

Por el contrario fuentes del instituto armado aseguran que los guardias civiles, que quedaron heridos, se sumaron a la búsqueda y avisaron en cuanto les fue posible, poco después del incidente.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), que ha expuesto en otras ocasiones los problemas relacionados con la custodia de detenidos o presos en los juzgados y ha presentado una queja en este sentido al Defensor del Pueblo, ha asegurado tras conocer este suceso que «se debe a la falta de coordinación existente entre ambos cuerpos y la duplicidad de bases de datos«.

«Además, en este caso concreto, se debe a que la Guardia Civil se encuentra realizando una función que le corresponde a la Policía Nacional», encargada en Madrid de la custodia de detenidos y presos en los juzgados de Plaza de Castilla y de Julián Camarillo, entre otros lugares como hospitales, en virtud de la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here