-Publicidad-

El Ayuntamiento de Madrid elaborará una nueva Estrategia de Residuos para sustituir a la aprobada por el Gobierno anterior, de Manuela Carmena, después que el Gobierno local decidiese la semana pasada no litigar en un recurso interpuesto por la Comunidad de Madrid en julio de 2019.

Así lo afirmó ayer el delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Consistorio, Borja Carabante, tras una visita a la zona recién reformada del Parque Juan Carlos I, donde explicó que la Junta de Gobierno del 30 de enero autorizó el allanamiento judicial del recurso que interpuso la Comunidad de Madrid el 25 de julio de 2019.

En esa fecha, la Consejería madrileña de Medio Ambiente recurrió el acuerdo del Consejo de Gobierno del 16 de mayo pasado en el que el Gobierno de la entonces alcaldesa, Manuela Carmena, aprobó la Estrategia de Residuos de la ciudad para el lapso 2018-2022.

-Publicidad-

Según el Gobierno regional, se trata de un proyecto «nulo de pleno derecho» porque carece del documento estratégico de evaluación ambiental, perceptivo en todos los casos, y porque no fue supervisado por la Comunidad de Madrid.

En sus declaraciones de ayer, Carabante recordó que la anterior Corporación municipal omitió un «trámite absolutamente esencial» como es la evaluación ambiental estratégica y que, por tanto, la Estrategia «no fue sometida a ese procedimiento que establece la ley de evaluación ambiental».

«Consideramos que es nula de pleno derecho y por tanto nos allanamos a ese procedimiento del contencioso-administrativo», ha resaltado Carabante, quien añadió que la Estrategia «dejará de tener vigencia» y el Ayuntamiento procederá «a elaborar una nueva, tal y como nos habíamos comprometido en el primer momento».

Las corporaciones locales no están obligadas por ley a tener una estrategia de residuos, explicó el delegado, como sí están obligados el Estado y las comunidades autónomas, por lo que «no es necesario que haya en vigencia una».

«Actualizaremos y elaboraremos una estrategia nueva que sea elaborada no desde estándares políticos sino desde estrategia técnica, que nos equipare con capitales europeas, que nos permita cumplir objetivos marcados por la Comisión Europea» que no contempla la Estrategia que perderá vigencia, afirmó Carabante.

También subrayó que esta situación no «va a afectar» a los olores de la planta tecnológica de Valdemingómez, que este año cuenta con una inversión de 24 millones de euros.

Fuentes del área de Carabante han precisado que el juzgado número 18 de Madrid admitió a trámite el 10 de septiembre pasado el recurso de la Comunidad y emplazó al Ayuntamiento a contestar a la demanda.

En respuesta, el Consistorio desistió de continuar el litigo una vez que la Asesoría Jurídica municipal considerase que el documento sobre el que se arma la Estrategia de Residuos aprobada «es nulo de pleno derecho» por prescindir del procedimiento que establece la legalidad.

«Este fue uno de los regalos que nos dejó Carmena, ya que fue aprobado el 16 de mayo de 2019, es decir, diez días antes de las elecciones», dijo Carabante, añadiendo que el anterior Gobierno municipal aprobó esa Estrategia «conociendo, por supuesto» que la Comunidad la recurriría.

La Estrategia de Residuos para la capital estaba dotada con un presupuesto de 1.554 millones de euros hasta 2022 para minimizar el volumen de basura generada, aumentar los índices de reciclaje y reducir la incineración en un 50 por ciento, con un horizonte de eliminación de esta técnica en 2025.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here