Tiempo de lectura: 2 minutos


El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha augurado que el «pico» de la pandemia en la región se producirá esta semana, y ha confiado en que a finales de la misma se perciba el resultado de las medidas de confinamiento y se produzca ya el punto de inflexión en el que haya menos contagios que el día anterior.

En declaraciones en la Cope, Ruiz Escudero ha recordado que a mediados de esta semana se cumplirán 14 días del cierre de los centros educativos, y el fin de semana se cumplirán las dos semanas del confinamiento, por lo que espera que los casos de contagio comiencen a disminuir a finales de esta semana, teniendo en cuenta que el periodo de incubación de es unos 14 días.

«Desde el miércoles entendemos que se va a notar si las medidas han funcionado o no», ha dicho el consejero, que ha reconocido que es partidario «no tanto de endurecer el confinamiento, pero sí de prolongar las medidas». «Hay que valorarlo, la clave es cómo se comporte (la curva) cuando pase el periodo de incubación de 15 días, ahí hay que tomar la decisión de endurecer o prolongar, o de hacer las dos cosas».

Test rápidos

Preguntado por los test rápidos para confirmar el coronavirus, el consejero ha explicado que la Comunidad ya ha recibido los primeros pero de momento está comprobando el grado de sensibilidad que tiene para demostrar los casos positivos.

Hasta que no se tengan resultados de este estudio, y en función del número total que se reciban y de lo fiables que sean para detectar el virus, se decidirá a quién se destinan estos test, porque para poder dedicarlos a profesionales sanitarios (el colectivo prioritario) hay que estar seguros de que detectan el contagio con mucha precisión.

El consejero de Sanidad ha señalado que «ya son cerca de 600 trabajadores sanitarios» que han dado positivo en coronavirus, mientras otro 1.400 están en su domicilio con las correspondientes medidas de aislamiento.

Compra de material en China

Respecto a la compra de material sanitario y de protección, ha explicado que la Comunidad de Madrid ha acudido a China a abastecerse, país que «se ha convertido en un mercado persa», con «auténticas subastas» generadas por el interés de muchos países en adquirir el material.

«Tenemos dos aviones preparados», ha dicho, que saldrán hacia Madrid «en cuanto se cierren las transacciones económicas -porque esto es una auténtica subasta, así lo cuenta nuestra gente en China-«, y ha confiado en que el Gobierno central «no paralice ese pedido».