Esa mano «izquierda» al cuello de los madrileños

-Publicidad-

Es evidente que Madrid molesta a la izquierda. Es evidente que Isabel Díaz Ayuso molesta al gobierno radical y totalitario de nuestro país. Y también es evidente que nuestros derechos fundamentales y libertades están siendo vulnerados, limitados e incluso negados por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Y luego piden unidad.

-Publicidad-

Escuché en una intervención parlamentaria al comunista leninista y totalitario, Pablo Iglesias dirigirse al PP exigiendo tres cosas. Mano tendida. Constitución española y patriotismo.

Mano tendida a ellos. El gobierno. Lealtad.

Pablo Casado apoyó temporalmente el estado de alarma. Y sólo con un objetivo. Salvar vidas. Sin embargo llegó el momento que ese objetivo se ha demostrado no es compartido por el Gobierno. Esta izquierda radical y totalitaria está utilizando esta crisis para aplicar, a golpe de Real Decreto Ley, su ideología retrógrada, casposa, de empobrecimiento, de polarización. De unos y otros. Ideología de manipulación, mentiras, opacidad, arbitrariedad. Pobreza.

Y el PP. Entonces. Frenó en seco. ¿Cómo seguir apoyando una situación que ampara a tales gobernantes?

Y luego, otros, piden unidad. ¡Vaya fiasco!

Y regreso a Iglesias y esa mano tendida. Es aterrador que utilice palabras sinónimas de diálogo, de paz, pacto, concierto. Aterra. Y más aterrador aún es que esas palabras sean difundidas por medios de comunicación y “conferenciantes gubernamentales” con el objetivo de señalar al PP como culpable de todo. De lo que sea. Como sea. Pero culpable.

Y  llegó el vomitivo Rafael Simancas y descubrió la verdadera estrategia de la izquierda en Madrid. Culparnos de todo a todos los madrileños y luego seguir poniendo en la diana a la presidenta Ayuso con la indiscutible ayuda de sus “amiguitos” mediáticos.

Mientras con la mano “derecha” el Gobierno pide unidad, con la “izquierda” nos ahoga. Esa mano “izquierda” dirigida al cuello de todos los autónomos, pymes, trabajadores, familias, sanitarios. Estrangulados porque la oportunidad de este comunismo en Alarma es acabar con nuestra libertad. 

E, insisto, algunos apelan a la unidad. ¡Bochornoso!

En este escenario no cabe unidad con quienes nos estrangulan, no cabe justificación, no cabe más apoyos. 

No obstante, Respeto las opciones de cada partido político y sus estrategias ya sea por el interés general, por la salud o por las encuestas. Sin duda que las respeto, aunque no las comparta, como es este caso.

El PP no apoyó otra prórroga al Estado de Alarma. Y se abstuvo. Y muchos podríamos pensar que era poco, era lo necesario, lo responsable o lo equivocado. Sin embargo lo que nos demuestran los días posteriores es que lo acertado fue no avalar que siguiese este Gobierno con poderes casi absolutos.

Y ahora “amenazan” con un mes más. ¡Por Dios!

Y Madrid hoy está estrangulada. Y algunos gritan, ahora. Sin olvidar que estamos así porque el Estado de Alarma prorrogado habilita a este Gobierno a estrangularnos. 

El PP defendió la libertad como argumento para no apoyar otra prórroga. Ser liberal es algo más que una ideología “mutante” en unos estatutos políticos.  Es una condición, un requisito. Una convicción. Y si uno quiere defender la libertad no puede apoyar a aquellos que quieren arrebatárnosla

No puedo exigir que pida perdón esta izquierda radical y totalitaria. Sé que no lo harán. Aunque espero que, más pronto que tarde, tengan que dar cuenta ante la justicia y ante todos los españoles. Y sean declarados culpables de todo el daño creado, generado, alentado y jaleado. Lo espero.

Sin embargo, si puedo exigir y esperar una disculpa a aquellos que, quizá mirando encuestas, se han vuelto a equivocar. Nos han querido aleccionar sobre una unidad falsa, equivocada, incoherente, maliciosa y que escondía esa mano “izquierda” al cuello de los madrileños.

Estoy tan cansada de moralinas de izquierdas, derechas y “centros” que más que nunca entiendo a los españoles en su hartazgo.  Por ello, solo pido que se acabe cuanto antes esta violación de derechos. Por el bien de nuestra Comunidad, por el bien de nuestra supervivencia y por el bien de nuestro país.

La unidad que necesita Madrid y España es con nuestra libertad y no con quien nos estrangula.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here