Tiempo de lectura: < 1 minuto


El madrileño barrio de Lavapiés quiere reactivar la hostelería, sector golpeado por la pandemia del COVID-19, por lo que repartirán tapas de queso encurtido de forma gratuita desde el próximo sábado, IX Día Mundial de la Tapa.

La Asociación de Comerciantes en Lavapiés teme que un 50% de los bares del distrito no puedan abrir, ya que solo un 20% de ellos han abierto durante la fase 2 de la desescalada, puesto que algunos son “pequeños negocios familiares que solo viven de la barra”, argumenta María Esteban, presidenta de la Asociación.

Muchos que no han abierto no se plantean hacerlo hasta la primera prórroga de los ERTE, el próximo 30 de junio. Para evitar esta situación, se ha creado esta iniciativa llamada ‘tapa de la solidaridad’.

Esta tapa que se reparte en Lavapiés, es que queso encurtido desarrollado por un hostelero del barrio, Filip Srnad de “La Cabra”, durante el confinamiento. “Las tapas son uno de los productos emblemáticos del barrio”, ha comentado el chef.

Por lo tanto, una decena de locales en Lavapiés servirán de manera gratuita “80 medallones de primer queso de cabra encurtido con nueves y guindilla”.

“Muchos hosteleros no ven fecha de regreso a la normalidad y dan por perdido un verano”, recalcan desde la Asociación que argumenta que la falta de turismo internacional y miedo a un rebrote también están causando estragos.

Los locales donde se servirán las tapas son:

  • Bombardino
  • Dónde da la vuelta el viento
  • El Rincón Guay
  • Gato Gato
  • La Lata de Cascorro
  • La Playa
  • Mamúa Café
  • O Pazo de Lugo
  • Portomarín
  • Tasca Barea