Tiempo de lectura: 2 minutos


El Bosque Metropolitano que rodeará Madrid con 75 kilómetros de árboles autóctonos ha comenzado a ejecutarse este martes en el Cerro Almodóvar, el «kilómetro cero» del que será el «mayor proyecto» del mandato del Gobierno de coalición de PP y Ciudadanos, en el que se plantarán 150.000 de los 450.000 árboles que formarán este anillo verde.

Se trata de una de las medidas que el partido naranja llevó en su programa electoral para los comicios de 2019, y que se añadió posteriormente a Madrid 360, la nueva estrategia de sostenibilidad ambiental del Gobierno de coalición.

Con este nuevo pulmón se crearán 600 hectáreas de corona forestal con la plantación de 450.000 árboles nuevos, así como ecoductos (puentes verdes) por encima de la R-3 o la A-3.

El presupuesto estimado para la primera fase es de 20 millones de euros hasta 2023, y supondrá la absorción de 170.000 toneladas de CO2 cuando el bosque alcance la madurez.

La vicealcaldesa, Begoña Villacís, lo ha definido como el «mayor proyecto que vamos a hacer este mandato» y el que «más cariño e ilusión» le hace «personalmente».

«No sabíamos que lo íbamos a empezar por el Cerro Almodóvar. Lo supimos cuando empezamos a trabajar con la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAMV). Nos apuntaron esta idea y nos pareció sensacional porque es uno de los dos cerros testigo que se mantienen (en la ciudad) a pesar del tiempo», ha explicado en declaraciones a los periodistas en la colina que servirá de «kilómetro cero» del bosque.

La segunda edil de la capital ha apuntado que este cerro es «tan especial» por la «historia, por la cultura, por la situación geográfica, por el hecho de que desde aquí pintase Antonio López, porque aquí estuviese la escuela de Vallecas y por tantas y tantas cosas».

«Queremos ponerlo en valor y protegerlo», ha agregado Villacís al tratarse de un lugar «tan propiedad de todos los madrileños y tan desconocido por los madrileños».

El pasado viernes, el Consistorio abrió un periodo de consultas para que los vecinos de Vicálvaro y Villa de Vallecas puedan implicarse en el «futuro» del cerro y aportar ideas, algo que «ha superado todas las expectativas» porque han participado ya «casi mil personas», ha indicado Villacís.

El delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, ha explicado que el Cerro Almodóvar es un «punto estratégico» porque de ahí el bosque enlazará con la zona de Vallecas, La Gavia, el parque lineal del Manzares, se comunicará con Villaverde y llegará por el arroyo de Meaques hasta la casa de Campo y el monte del Pardo, y después conectará por la zona norte con Valdebebas y bajará por el Campo de las Naciones, para después unir con la «gran actuación» que se desarrollará en el sureste hasta volver al cerro.

El proyecto «forma parte» de la estrategia del sureste al que se está «dando impulso» con la colaboración de la FRAVM y del resto de vecinos y asociaciones de la zona, y se aúna también con la estrategia «isla de calor» para frenar fenómenos como la desertización, ha añadido Fuentes.

El delegado de urbanismo ha indicado que este martes, a través de la dirección general de planificación estratégica, se empezará un plan especial de protección arqueológica del cerro para «protegerlo para las nuevas generaciones», y que hoy también se iniciarán los trabajos de consolidación de los taludes perimetrales de la zona baja del cerro para evitar la «degradación» que le está produciendo la entrada «descontrolada» de vehículos.

Por ello se procederá al «cierre inminente» de los pasos que están «dañando» el cerro, en el que se acometerán trabajos relacionados con el Bosque Metropolitano por un importe aproximado de 3 millones de euros que está «vinculado» a un concurso internacional de ideas que se licitará «en las próximas semanas» y que definirá los cinco lotes del proyecto en el que se añadirán las ideas de los vecinos tras el proceso participativo.