Las secuelas de la pandemia por coronavirus están siendo y serán muy duras en todos los sentidos, y especialmente en el ámbito económico. Así lo estima el consejero de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández-Lasquetty, quien ha afirmado que, según las proyecciones que maneja ahora mismo la Comunidad de Madrid, el impacto de la pandemia en sus arcas públicas ascenderá a cerca de 3.400 millones de euros.

Esta cifra coincide, según ha indicado el consejero, con la cantidad que Madrid espera recibir del fondo no reembolsable repartido a las autonomías por el Ejecutivo central, por lo que confía en que esta aportación «sea suficiente» para afrontar la salida de la crisis.



En una comparecencia en el pleno de la Asamblea, Fernández-Lasquetty ha señalado que, hasta el 31 de mayo, la respuesta a la emergencia sanitaria acarreó un gasto de 1.017 millones de euros, de los que 712 correspondieron al ámbito sanitario y 305 a otras medidas de carácter económico, social o de transporte.

Ha precisado, además, que entre enero y abril se realizó un gasto de 420 millones en «productos sanitarios sin receta médica», fundamentalmente mascarillas, respiradores y equipos de protección individual, lo que supone casi el doble de lo invertido el año pasado en estos artículos.

Además, la merma de los ingresos tanto fiscales como no tributarios experimentados en los primeros cinco meses de 2020 ascendía a 264 millones de euros, dando como resultado un «impacto global» de 1.281 millones.

En el conjunto de 2020, las proyecciones de la Consejería de Hacienda y Función Pública indican que los gastos derivados del coronavirus se elevarán a 1.260 millones de euros y 1.080 millones de euros en las demás áreas, a lo que se uniría una caída de ingresos fiscales de 989 millones y una reducción de 67 millones de los demás ingresos de la Comunidad.

En total, 3.396 millones de euros, cómputo en el que se incluye, ha asegurado Fernández-Lasquetty, una «reserva financiera suficiente» para hacer frente a un posible rebrote.

Ha recalcado que, en cualquier caso, actualmente «toda proyección tiene un cierto riesgo por la situación de incertidumbre».

Y ha avisado de que el fondo no reembolsable es «extraordinario» y «no trasladable a los siguientes ejercicios», por lo que no debe «generar crecimientos de gasto estructural».

El consejero ha subrayado que la Comunidad «tiene unas cuentas públicas solventes» y, gracias a ello, ha podido «financiarse en los mercados» con unas condiciones «enormemente ventajosas».

Así, Madrid ha podido captar recursos de tesorería por importe de 3.067 millones de euros en lo que va de 2020, con lo que ha logrado «garantizar la liquidez» y mantener por debajo de los 30 días su período medio de pago a proveedores.

De cara a la reactivación económica, las prioridades del consejero son «reforzar el sistema sanitario y sociosanitario» y «la reducción de la hiperregulación», con el objetivo de terminar 2020 «con una clara recuperación de nuestra vida económica y social».

Por parte del PSOE, grupo proponente de la comparecencia, el diputado Fernando Fernández Lara ha subrayado que la Comunidad necesita «un nuevo presupuesto» que se ajuste a la realidad que ha traído el coronavirus y, de paso, aborde «algunas de las carencias estructurales» de la región.

Desde Más Madrid, el diputado Eduardo Gutiérrez ha echado en cara al consejero que sea «el único que no cambia» y que siga apostando por «políticas de austeridad» y por «la descapitalización de los servicios públicos».

La diputada de Vox Ana Cuartero ha pedido a Fernández-Lasquetty que «no se deje engatusar por los cantos de sirena» del Ejecutivo de Pedro Sánchez y evite dar por hecho que contará con el fondo no reembolsable, al tiempo que ha recordado que, si Madrid tiene un presupuesto prorrogado, es porque el vicepresidente, Ignacio Aguado (Cs), «no se atrevió a enfrentarse con Vox».

Por último, la portavoz adjunta de Unidas Podemos, Sol Sánchez, ha criticado el «bastante lamentable» nivel de ejecución presupuestaria por parte del Gobierno regional, al que ha exigido que deje de hacer «‘dumping’ fiscal» en estas circunstancias. 




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here