-Publicidad-

El sonido de las tragaperras, uno de los más característicos de los bares en España, no podrá repetirse en la región hasta que se haya superado el estado de alarma. Pese a que los estos locales ya pueden abrir sus puertas, la Comunidad de Madrid ha suspendido la explotación de las máquinas recreativas y las tragaperras hasta el 21 de junio.

La Comunidad de Madrid adoptó esta resolución del director general de Seguridad, Protección Civil y Formación, Luis Miguel Torres, el pasado 26 de mayo y este miércoles aparece reflejada en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid.

-Publicidad-

El Gobierno autonómico justifica el parón del juego en que la mayoría de los locales han estado cerrados, y alude a la “seguridad jurídica» tanto de las empresas operadoras de estas máquinas como de la administración.

En concreto, se han suspendido temporalmente las autorizaciones de explotación de la máquinas recreativas y de juego tipos B, C y D, es decir máquinas recreativas con premio programado, máquinas de azar y máquinas recreativas con premio en especie, según la regulación autonómica.

Sí pueden funcionar las del tipo A, que son solo de pasatiempo y recreo, sin que se pueda conceder “ningún premio en metálico, en especie o en forma de puntos canjeables por objetos o dinero”, así como entretenimientos infantiles o billares, que no entran dentro de los juegos de azar.

La Comunidad de Madrid dará de alta “al día siguiente al de finalización del estado de alarma, de manera automática y sin necesidad de solicitud individualizada por parte de las empresas, a todas las autorizaciones de explotación de máquinas afectadas por esta medida”. 

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here