Foto: Distrito Castellana Norte
-Publicidad-

La primera fase de la obra de remodelación del Nudo Norte de la M-30 comenzará a lo largo de la primera quincena de noviembre, con las actuaciones iniciales de implantación, y la reforma se prolongará durante un período estimado de 22 meses, concluyendo en el último cuatrimestre de 2022.

Según ha adelantado ‘ABC’ y han confirmado a Efe fuentes del área municipal de Medio Ambiente y Movilidad, en el comienzo de los trabajos se acometerá la conexión de la calle Islas Molucas con la calle de Isla de Java, para mejorar la accesibilidad del entorno de la calle Antonio Cabezón, en la que se realizarán los primeros desvíos de servicios existentes.

-Publicidad-

Dichos trabajos sobre las líneas de gas, teléfono y media tensión quedarán finalizados en abril de 2021.

En el primer período de las obras «se procurará que las afecciones al tráfico sean las menos posibles», y se intentará «que los accesos y trasiego de camiones de obra se efectúen desde los viales perimetrales», indican desde el Ayuntamiento.

Durante esta primera fase también se desviará la galería de abastecimiento del Canal de Isabel II, una de las actuaciones críticas en el desarrollo de la obra, y cuyos trabajos durarán 11 meses, según lo previsto.

La salida del Paseo de la Castellana a la M-30 se reducirá, durante «no más de los 18 meses previstos», de dos carriles a uno, para permitir la ejecución de un nuevo acceso en la zona comprendida entre las vías del ferrocarril, la M-30 y la M-11.

Las obras del Nudo Norte, uno de los puntos con más tráfico de España, se adjudicaron a la constructora FCC por 42 millones de euros.

Este nudo constituye un eje viario de gran capacidad en el que confluyen, a través de trenzados, la M-30 y la M-607 (autovía de Colmenar Viejo), el Paseo de la Castellana, la M-11 y la A-1.

Más de 270.000 vehículos transitan cada día por el Nudo Norte, cifra que supera los 30.000 tanto en la hora punta de la mañana (de 8 a 9 horas) como en la de la tarde (de 18 a 19 horas).

El proyecto de la reforma pasa por la eliminación de los cuatro trenzados, que son los que provocan la pérdida de capacidad de las vías y grandes atascos, y serán sustituidos por nuevos pasos a distinto nivel: tres serán inferiores y uno superior, el de la M-607 con conexión al Paseo de la Castellana.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here