La exposición “Cornejo. El sastre de Galdós” aúna dos centenarios que se celebran este 2020: los cien años de la muerte del escritor y el primer siglo de actividad de la sastrería. La Sala Verde de los Teatros del Canal de Madrid exhibe esta muestra entre el 11 de diciembre y el 10 de enero con acceso gratuito.

Mencionar a Benito Pérez Galdós no solo es hablar de literatura, también de teatro, de cine y televisión. Sus personajes han cobrado vida de la mano de grandes actores como Ana Belén o Fernando Fernán Gómez, una interpretación que la sastrería Cornejo hacía que ganara en realismo gracias al vestuario.



Hoy la tercera generación de la familia, representada por Humberto Cornejo, dirige una empresa que comenzó con una pequeña colección de trajes de etiqueta y disfraces de alquiler, y en los años 50 y 60 pasó a fabricar vestuario para zarzuelas y películas, gracias a que el productor Samuel Bronston convirtió España en el plató cinematográfico de Europa, por el que pasaba medio Hollywood.

El vestuario de cinco espectáculos que tenían que ver con la obra de Galdós

Una muestra que, como ha explicado este jueves a Efe Humberto Cornejo, se ha puesto en pie gracias a Juan Carlos Pérez de la Fuente, responsable de los actos que conmemoran el Año Galdós. «Él unió los dos centenarios. El de Galdós y el de Cornejo. y nos pusimos a buscar el vestuario que se había utilizado en cinco espectáculos que tenían que ver con su obra», ha señalado.

Entre ellos «Fortunata y Jacinta», la serie de televisión de Mario Camus, de la que se puede ver parte de los trajes de las protagonistas Ana Belén y Maribel Martín, además de ropa de Fernando Fernán Gómez para «El abuelo»; «Tristana» de Alberto Castrillo, con el vestuario que utilizó Olivia Molina, o el confeccionado para la obra «Puerta del Sol», de Juan Pablo Pérez de la Fuente.

La exposición muestra 50 trajes de época

En la exposición que comisaría Carmen Lucini se pueden encontrar 50 trajes de época, entre los que aparecen capas, dos goyescas, la indumentaria de un cura, casacas de soldados franceses y españoles, un look de Godoy, tocados, sombreros, corpiños, zapatos y hasta enaguas.

«Son trajes que siguen en funcionamiento», ha asegurado Cornejo, quien ha recordado que los de «Fortunata y Jacinta» se reutilizaron en la serie «La Regenta» y ha señalado que los uniformes de «Puerta del Sol» también se han utilizado en rodajes en Francia.

Cornejo ha señalado que no son «conservacionistas, la ropa sufre en los rodajes, pero ha venido en perfectas condiciones» y tan solo han tenido que reparar algún botón o cremallera. «Los que no estaban en condiciones hemos preferido no traerlos», ha comentado este empresario con alma de artesano.

A finales de los años 90, Sastrería Cornejo vivió otra gran expansión gracias al cine internacional, que representa actualmente, según ha contado Cornejo, el 60 por ciento de su facturación.

La sastrería Cornejo en Hollywood

Entre los trabajos de Sastrería Cornejo se encuentra haber realizado parte del vestuario de la película «Gladiator» o «Juego de Tronos», también han participado en la producción española «Las chicas del cable».

«Ser un referente internacional significa que podemos seguir. Tengo una empresa muy grande, sobredimensionada para el mercado nacional y más teniendo en cuenta las crisis. Una herencia que espero dejar a mis hijos», ha añadido Humberto Cornejo, que se ha confesado «orgulloso» de poder mantener a todo su personal gracias a participar en las «mejores» producciones nacionales e internacionales.

Se siente especialmente «orgulloso» de un trabajo realizado a partir de figurines originales de Dalí, y califica como uno de sus mejores trabajos en cine, aunque «fascinante y agotador», su aportación a «Vatel» de Roland Joffé, con Gérard Depardieu y Uma Thurman como protagonistas.

Con humildad reconoce que a pesar de pasar la vida entre figurines y telas no es un «entendido» en moda. «Sé de trajes de época, he aprendido de todos los figurinistas y lo que está bien hecho y lo que no».

Pero advierte, entre sonrisas, que es «ingeniero de caminos». «He tenido que alterar mi mentalidad cuadriculada para adaptarla a un trabajo de artistas, aunque nosotros seamos artesanos», ha concluido.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here