El Ayuntamiento de Madrid ha inaugurado este martes 15 de diciembre el jardín de Ribadavia, un terreno reformado y convertido en una zona verde para los vecinos. Esta remodelación ha supuesto cuatro meses de obras y un presupuesto de 180.000 euros.

El terreno en el que se ha levantado este jardín se encontraba en estado de abandono en el que se acumulaban todo tipo de vertidos «incontrolados» desde escombros, basura a materiales contaminantes lo que, según el Ayuntamiento, «suponía un peligro para la salud pública». Sin embargo, tras la intervención del Área de Desarrollo Urbano, esta zona se ha transformado en un espacio verde y renaturalizado.



El delegado del área de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, ha indicado que “se trata de una estrategia clave para afrontar los retos ambientales de la ciudad, por el reequilibrio territorial y, sobre todo, para permitir a los ciudadanos disfrutar más y mejor de sus barrios”.

Lucha contra el cambio climático

Durante la inauguración del nuevo jardín, Fuentes ha destacado que la creación de este nuevo jardín forma parte de la estrategia ‘Madrid isla de color’ del área, que tiene como objetivo transformar y modernizar el espacio público de la ciudad a la vez que se lucha contra el cambio climático”.

La renaturalización de Madrid se ha convertido en unos de los ejes principales del Área de Desarrollo Urbano, que está trabajando para dar una nueva vida a estos espacios degradados o abandonados y para poner en valor el patrimonio municipal del suelo. 

En total, este años el Área de Desarrollo Urbano ha invertido 1,9 millones de euros en nueve actuaciones de renaturalización que actualmente están en distintas fases de ejecución en seis distritos.

Mejora del entorno de los centros educativos

Por otra parte, estos presupuestos de 2021 cuentan con una partida específica de 21,6 millones de euros, de los cuales 2,6 millones de euros están destinados para obras de renaturalización de barrios y para la creación de nuevas zonas verdes y estanciales en los entornos de los centros educativos, tal y como recogen los Acuerdos de la Villa.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here