/ 2 agosto 2021

Así se resiente el bolsillo de quienes no respetan las normas en patinete

Así se resiente el bolsillo de quienes no respetan las normas en patinete

La irrupción de los patinetes eléctricos en las calles de Madrid ha supuesto un gran avance en lo que a movilidad se refiere para muchos… y un quebradero de cabeza, por el peligro que suponen para la seguridad, para otros tantos.

Circulación a alta velocidad por las aceras, aparcamientos poco cívicos… no son pocas las quejas que suscitan estos vehículos que ya han llegado para quedarse, y que obligaron a establecer una normativa especial para los mismos, que acaba de cumplir un mes desde su entrada en vigor… con las primeras sanciones.

Patinetes

Esta reglamentación para el uso del patinete, de carácter estatal, incluye el veto en el uso de aceras y zonas peatonales, así como la prohibición de circular a más de 25 km/h. El 2 de enero entraba en vigor, equiparando a sus conductores a los de moto o coche y, por tanto, exigiéndoles cumplir las normas de tráfico e, incluso, poder ser sometido a la prueba de alcoholemia.

Una regulación que no está cerrada, ya que quedan algunos aspectos más que negociar sobre estos Vehículos de Movilidad Personal, como la necesidad o no de un seguro obligatorio, entre otros.

908 accidentes en 2019, cinco fallecidos

Es bastante habitual ver a jóvenes de muy corta edad a los mandos de este, recordemos, vehículo, con criterios que poco se ajustan a una conducción responsable. Todos hemos visto a adolescentes sin casco y transportando a otra persona mientras se desplazan a velocidades que para nada alcanzan otros juguetes.

Porque hay quien piensa que es eso, un juguete. Sin embargo, una peonza o un muñeco de Lego no causan 908 accidentes con víctimas al año, con 137 ingresados, ni cinco fallecidos, tal y como ha desvelado la Dirección General de Tráfico (DGT) que se produjeron en 2019 (los datos de la siniestralidad de estos vehículos de 2020 aún se están analizando).

Y aunque ninguna de esas víctimas mortales se ha producido en Madrid, el Ayuntamiento de la capital no ha bajado la guardia, siendo una de las ciudades en las que se aplican, desde hace tiempo, medidas restrictivas.

La normativa municipal actual está vigente desde el 24 de octubre de 2018 y ya reproduce a grandes rasgos el decreto estatal. Ya entonces se prohibió a los patinetes eléctricos el tránsito por las aceras, permitido exclusivamente a patinetes sin motor, monopatines y patines, y sin poder superar los 5 kilómetros por hora.

Los patinetes eléctricos pueden circular en la capital por ciclocalles, carriles bici y por las vías en cuyos carriles la velocidad máxima de circulación sea de 30 kilómetros por hora, siempre que la anchura del vehículo lo permita en condiciones de seguridad. La única modificación introducida por el texto estatal, por tanto, es la reducción de la velocidad máxima permitida específicamente a los patinetes de 30 a 25 kilómetros por hora.

Una novedad en Madrid este 2021 ha sido incluir a los controladores de las zonas con parquímetro entre las autoridades que pueden multar el aparcamiento de patinetes en aceras u otros lugares no permitidos.

Desde octubre de 2018, cuando la norma municipal entró en vigor, los agentes de movilidad del Ayuntamiento han puesto 1.407 multas por estacionamiento antirreglamentario: 218 en 2018, 516 en 2019 y 673 en 2020.

Por parte de la Policía Municipal, indican a Efe fuentes del cuerpo, en 2020 se pusieron un total de 939 multas a patinetes.

Entre los motivos, el más frecuente fue estacionarlo en lugar no permitido o de forma antirreglamentaria, seguido de circular con el patinete por zona no permitida, circular con auriculares, y circular por la acera a velocidad superior a la del paso de los peatones.

Actualmente, 14 empresas tienen autorización para operar por la ciudad, que tienen desplegados cerca de 5.000 patinetes.

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS