/ 31 julio 2021

Jóvenes y totalitarismos, ¿una atracción fatal?

Jóvenes y totalitarismos, ¿una atracción fatal?

Presto atención a las noticias de actualidad y siento como si hubiera viajado atrás en el tiempo. Por un lado, una joven rubia enardece los ánimos de una muchedumbre con un discurso marcadamente antisemita. Por otro lado, veo escenas de jóvenes muy agresivos practicando una inusitada violencia callejera, con quema de contenedores, destrozos del pavimento, del mobiliario urbano, rotura de cristales de locales y furibundos ataques a los cuerpos policiales en Madrid, Barcelona y otras ciudades. Protestan por el encarcelamiento de un delincuente reincidente de extrema izquierda, condenado por varios delitos como enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona, amenazas y agresión a un periodista.

Desconcertada, me pregunto si es que no hemos aprendido nada en este último siglo. Si el problema tiene su causa en el sistema educativo que no es capaz de trasmitir a los jóvenes las atrocidades cometidas en España, en Europa y en el resto del mundo por los totalitarismos, de derecha e izquierda. Unos promueven el odio de razas; los otros, el odio de clases.

Recordemos que el 19 de septiembre de 2019 el Parlamento de la Unión Europea aprobó una resolución en la que se condenó tanto al comunismo como al nazismo por cometer asesinatos en masa, genocidios y deportaciones, y por ser los causantes de una pérdida de vidas humanas y de libertad a una escala hasta entonces nunca vista por la humanidad.

Un pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla, y la tragedia puede volver a sacudir España. Dejemos a un lado los extremismos que ya causaron estragos en nuestro país y continente y centrémonos en resolver los problemas que acucian a los ciudadanos. Los movimientos populistas cobran relevancia en momentos de crisis económica y social si los políticos en el Gobierno se dedican a sembrar discordia en lugar de dar soluciones.

Por eso, mientras unos siembran el odio y la violencia en las calles, Ciudadanos está trabajando desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid para acabar con la falta de oportunidades que golpea a nuestra juventud. Para ello, se están haciendo importantes esfuerzos y aprobando medidas que les ayudan a aliviar la crisis económica, como el Abono 30×30, la congelación de las tasas universitarias, el impulso a la Formación Profesional o la construcción de vivienda pública con alquileres bajos para que los jóvenes puedan emanciparse.

En todo caso, las discrepancias políticas e ideológicas siempre deben resolverse pacíficamente a través del diálogo, la negociación y la búsqueda del consenso. Gracias a esta actitud, los españoles dimos un ejemplo que asombró al mundo de transición pacífica hacia la democracia. Este espíritu es el que representamos desde Ciudadanos, esa tercera España hastiada de la guerra cainita entre la izquierda y la derecha, cada vez más radicalizadas. Confío en que la mayoría de los jóvenes aprendan de los errores y aciertos del pasado para asegurar un futuro de democracia y convivencia pacífica en nuestro país.

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS