/ 20 septiembre 2021

Diez lugares recónditos para descubrir el Madrid más inédito

Diez lugares recónditos para descubrir el Madrid más inédito

Los que hemos vivido en Madrid toda nuestra vida pensamos que conocemos todos sus secretos. Pero si nos ponemos a investigar, como auténticos exploradores, nuestra tierra no deja de sorprendernos con lugares recónditos. Bosques, pueblos, monumentos, naturaleza e historia, se reúnen en estos emplazamientos más recónditos y desconocidos para la mayoría. Estos lugares nos esperan para vivir momentos inolvidables durante este verano, o en cualquier otra época del año.

Parque Regional del Sureste

  • Diez lugares recónditos para descubrir el Madrid más inédito 1
  • Diez lugares recónditos para descubrir el Madrid más inédito 2
  • lugares-recónditos

Al sureste de la Comunidad de Madrid está localizado este espacio que alberga áreas y enclaves naturales que constituyen algunas de las entidades biogeográficas más ricas e interesantes de la región. En sus formaciones vegetales y poblaciones de fauna de gran diversidad y riqueza de especies, destaca la avifauna asociada a cortados y cantiles, sotos fluviales y lagunas y aquellas otras especies que habitan en las singulares estepas de yesos y cereales de secano.

En este entorno tan peculiar, el agua es el elemento natural omnipresente y dominante; el río Jarama y sus tres afluentes, Manzanares, Henares y Tajuña, unen sus aguas en territorio del Parque. Aquí, es oportuna la reproducción de hasta 120 especies distintas que encuentran alimento en la vegetación ribereña o en su fauna ictícola.

Esta superficie, que une 16 términos municipales, como Aranjuez, Arganda, Chinchón, Ciempozuelos, o Madrid, entre otros, dispone de una amplia variedad de sendas con recorridos para todos los gustos, además de 18 áreas recreativas, 12 de las cuales se encuentran en espacio protegido.

Los puentes de hierro del Jarama

Diez lugares recónditos para descubrir el Madrid más inédito 3
Madrid Turismo

Muy cerca del Centro El Campillo, siguiendo un desvío de la Senda de la Laguna El Campillo, encontramos el patrimonio industrial de esta zona, el famoso Puente de Arganda, también conocido como el puente de hierro. Se levanta sobre las aguas del río Jarama desde 1910.

Ya en el siglo XVI, una barca de madera que era propiedad del Rey cruzaba a los viajeros de un lado a otro y se la conocía como “Barca de Arganda”. Pero no fue hasta principios del siglo XIX cuando se construye el primer puente de madera que permite cubrir el paso de mercancías por esta vía.

Este puente es, además, emblema de la Batalla del Jarama y la defensa de Madrid por parte de las tropas republicanas. Sufrió bombardeos y batallas cuerpo a cuerpo para conseguir su control hasta que, finalmente, el 8 de febrero de 1937, con el ataque de la caballería Mora de los golpistas, consiguen cruzarlo haciendo retroceder a los republicanos. Esta batalla fue presenciada por el conocido escritor y periodista norteamericano Ernest Hemingway, que le inspiraría para algunas de sus novelas.

La ciudad romana de Complutum

  • Diez lugares recónditos para descubrir el Madrid más inédito 4
  • Diez lugares recónditos para descubrir el Madrid más inédito 5
  • Diez lugares recónditos para descubrir el Madrid más inédito 6

A poco más de 20 kilómetros de Madrid, en las magníficas vegas del río Henares, encontramos la ciudad romana de Complutum. Nació en el siglo I a.C., y fue en época del emperador Augusto cuando se construyó un proyecto urbano siguiendo el profundo conocimiento que griegos y romanos tenían del urbanismo. Allí encontramos calle rectas sobre cuadrículas ordenadas, pórticos, foros, termas públicas, casas privadas de gusto refinado y lo que fue hogar de ciudadanos cosmopolitas.

En la actualidad, la visita del parque arqueológico permite recorrer muchos de estos espacios, y admirar sus construcciones, sus mosaicos y pinturas murales. Complutum fue el origen de la actual Alcalá de Henares, ciudad Patrimonio de la Humanidad desde 1998 y Bien de Interés Cultural de la Comunidad de Madrid desde 1992.

El museo de Falúas Reales

El Museo de Falúas Reales de Aranjuez ofrece una colección de estas embarcaciones fluviales de recreo, que tiene una importancia extraordinaria tanto por la calidad de sus piezas como por la coherencia y singularidad del conjunto.

Actualmente se halla expuesta en el museo de Falúas Reales de Aranjuez, un edificio construido en 1963-1964 en el Jardín del Príncipe en as cercanías del Embarcadero Real y sus pabellones. Desde finales del siglo XIX la colección ya tuvo un uso museístico al abrirse al público en la antigua Casa de Marinos de la margen derecha del río Tajo.

La colección está compuesta por cuarenta objetos, seis de los cuales son embarcaciones y el resto mastiletes, maquetas y otros elementos relacionados con las aficiones náuticas de los reyes de España. Este museo monográfico se presenta como un espacio divulgativo que rememora los fastos cortesanos en los ríos y estanques de los Sitios Reales del Buen Retiro de Madrid, La Granja de San Ildefonso y, sobre todo, de Aranjuez.

Cascada del Covacho en la Sierra de Guadarrama

Situándonos en pleno Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, el espacio protegido más amplio, emblemático y antiguo de la Comunidad de Madrid, encontramos la Sierra de Guadarrama, y su lugar más destacado, La Pedriza. Desde una de las localidades que se encuentran dentro del parque, Hoyo de Manzanares, sale una ruta que lleva hasta la Cascada del Covacho, un bello salto de agua en el arroyo de Peña Herrera dentro del término municipal de Moralzarzal.

A pesar de que la Cascada del Covacho se encuentra en el término municipal de Moralzarzal, es desde Hoyo donde hay que recorrer menos distancia para llegar a ella. La ruta comienza en el depósito de agua que hay al oeste de la población en una de las zonas más elevadas de la misma. Allí, hay una serie de paneles informativos sobre las rutas a recorrer por las inmediaciones y una buena explanada para dejar el coche. A unos tres kilómetros más o menos, se encuentra la cascada.

Ver muflones al arrullo del río Manzanares

Diez lugares recónditos para descubrir el Madrid más inédito 11

Y muy cerca de allí, en La Pedriza, podemos observar muflones mientras oímos el cauce del agua en el río Manzanares. Saliendo de la localidad de Manzanares el Real, hay una ruta de 10 kilómetros, que parte del Puente Viejo, dejando al lado izquierdo el Castillo Viejo, para remontar el camino que conduce hasta la ermita de la Peña Sacra. Desde allí se llega hasta el final de la Avenida de La Pedriza, en una zona llamada El Tranco.

El valle de la Angostura

  • Diez lugares recónditos para descubrir el Madrid más inédito 12
  • Diez lugares recónditos para descubrir el Madrid más inédito 13

Si partimos desde el restaurante la Isla, en la subida al Puerto de Cotos desde Rascafría, a la izquierda, encontramos una ruta espectacular junto al río Lozoya, llamada de la Angostura. Este lugar es una zona boscosa de las más bonitas y bucólicas de Guadarrama, ideal para dar un paseo de senderismo ligero o simplemente una mañana de excursión.

Si dejamos atrás los restaurantes, llegamos a un precioso salto de agua que forma la llamada Presa del Pradillo, un salto que parece que esté en medio de una selva debido la vegetación que yace por el lugar. Por encima, un remanso de agua, por el que apenas transita nadie si vas a primera hora de la mañana.

Puedes continuar por este valle ascendiendo un sendero que poco a poco se junta a un camino ancho de tierra por el que no circulan coches. El entorno está lleno de saltos de agua y de pequeñas cascadas, incluso al otro lado de la carretera que sube a Cotos, ya que a mitad de la ruta hay que cruzarla para poder continuar rumbos a las faldas de Peñalara.

El Arboreto Luis Ceballos

  • Diez lugares recónditos para descubrir el Madrid más inédito 14
  • Diez lugares recónditos para descubrir el Madrid más inédito 15

Este enclave natural está situado en el Monte Abantos, en San Lorenzo de El Escorial, y ofrece la posibilidad de conocer los ecosistemas de la zona, las prácticas forestales tradicionales y las interrelaciones entre la Sierra y sus alrededores. Un itinerario señalizado de apenas 2,2 km. permite el acceso a los excursionistas.

El Arboreto Luis Ceballos está catalogado como un museo vivo de 3,8 hectáreas, con más de 250 especies diferentes de árboles y arbustos autóctonos de la Península Ibérica y Baleares. Dispone de espacios sobre flora y cultura forestal y recorridos temáticos auto-guiados. La visita es libre dentro del horario del Centro y también realizan actividades programadas.

El abedular de Canencia

  • Diez lugares recónditos para descubrir el Madrid más inédito 16
  • Diez lugares recónditos para descubrir el Madrid más inédito 17
  • Diez lugares recónditos para descubrir el Madrid más inédito 18
  • Diez lugares recónditos para descubrir el Madrid más inédito 19

Este abedular situado en el Puerto de Canencia, a 1.524 metros de altura, es uno de los pasos de montaña por los que se accede a la Sierra Norte de Madrid. Está ubicado a los pies de la Sierra de la Morcuera y cuenta con un entorno natural privilegiado, poblado de pinares y una de las mejores áreas recreativas de la Sierra Norte.

El Abedular acoge un número de especies tan abundante como asombroso, pues hay, incluso, algunas tan poco habituales como el abeto de Douglas, otras propias de distintas altitudes como el abedul y varias protegidas como el acebo y el tejo, árbol que, desde el Jurásico, es actualmente el único representante europeo. Además, los melojos y los pinos silvestres alcanzan alturas infinitas.

Para recorrer el Abedular existe una ruta que pasa también por el mirador de la Chorrera de Mojonavalle: paraje de singular belleza con un impresionante salto de agua. Aún hay un herrero en activo en la zona.

Las cascadas del Hervidero

  • Diez lugares recónditos para descubrir el Madrid más inédito 20
  • Diez lugares recónditos para descubrir el Madrid más inédito 21

Siguiendo en la Sierra de Madrid, encontramos una ruta de senderismo circular, apta para todos que nos lleva a las Cascadas del Hervidero. Se trata de varios hermosos saltos de agua cristalina entre roca silícea formados por el curso del río Guadalix. Por la zona, podemos disfrutar también del histórico pueblo de San Agustín de Guadalix y de un camino a la ribera del río del mismo nombre, rodeado de pozas naturales y majestuosos sauces, enebros, álamos, chopos, alisos y rosales.

San Agustín de Guadalix ha sido tierra de íberos, romanos y visigodos y estuvo bajo dominio árabe durante casi dos siglos (877-1084). Será Alfonso VI quien tras encarnizadas luchas reconquiste y mande repoblar la zona. Pasará a manos de la Familia Mendoza, pero no será hasta el siglo XVI cuando Juana la Loca le otorgará el título de villa. También sufrió las vicisitudes de la Guerra de Independencia, cuando el ejército de Napoleón la incendió. Es por estas razones, un lugar cargado de curiosidades e historia.

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS