/ 13 agosto 2022
26.5 C
Madrid
/ 13 agosto 2022

Laura Moreno: «Los jóvenes seguimos teniendo índices de precariedad laboral muy altos»

Laura Moreno: «Los jóvenes seguimos teniendo índices de precariedad laboral muy altos»

Laura Moreno es Educadora Social especializada en Violencia de Género. Desde enero de 2020 preside el Consejo de la Juventud de la Comunidad de Madrid y entre las funciones que desempeña destacan la representación del Consejo ante instituciones públicas y privadas, la dirección administrativa y técnica, y dar garantía al cauce de participación libre y eficaz de la juventud en el desarrollo político, social, económico y cultural de la región.

El Consejo acaba de presentar el Informe del Observatorio de Emancipación Juvenil, cuyos datos, referidos al empleo, la emancipación y la tasa de pobreza, son favorables en comparación con los estatales, aunque según aseguran, “no debemos conformarnos”.

El Consejo de la Juventud de la Comunidad de Madrid acaba de publicar el Informe del Observatorio de Emancipación Juvenil de la CAM. ¿Qué refleja este informe y cómo se elabora?

Este informe refleja datos sobre la situación puntual de la juventud madrileña en el segundo semestre de 2020 en datos de empleo, de vivienda, de flujos migratorios y de situación de estudios finalizados. Sus datos se obtienen a través de fuentes oficiales, como puede ser el Instituto Nacional de Estadística o la Encuesta de Población Activa.

El informe refleja que menos de 2 jóvenes de cada 10 consiguen emanciparse en la Comunidad de Madrid, a priori esta tasa se encuentra en valores muy bajos. ¿Cómo valora esta situación?

La Comunidad de Madrid, curiosamente, se encuentra por encima de la media estatal y esta cifra es tan baja debido a la situación, tanto laboral, que tenemos los más jóvenes, con contratos temporales, salarios bajos… que se une con el precio de la vivienda que hay en la Comunidad de Madrid que, aunque sí que se acentúa en determinados municipios, tiende a ser alto en toda la región.

Como decía, esta cifra está por encima de la media estatal debido a que somos una comunidad receptora de población, y al final tenemos a muchas personas jóvenes que vienen de otras comunidades, que se ven obligadas a emanciparse para poder venir aquí. Es decir, se trasladan de una región a otra para vivir de una manera independiente.

Curiosamente, si habláramos solo de la población joven madrileña esta cifra se reduciría a la mitad, estaríamos hablando de un 8 por ciento, lo que es una situación sumamente preocupante.

«La crisis de 2008 fue muy profunda y no se han desarrollado las estrategias necesarias»

El paro juvenil se cerró en el año 2020 en un 24,2%, ¿Desde cuándo sufren los jóvenes madrileños estas cifras, y en qué medida ha afectado la pandemia de Covid-19?

La tendencia se ha mantenido constante en el tiempo y es algo que sabemos que es estructural, y no solo en la Comunidad de Madrid. Necesitamos modificaciones dentro del mercado laboral tanto desde el punto de vista estatal como autonómico para paliar esta situación. No es una situación nueva, las personas jóvenes vemos como mes tras mes arrastramos estos datos de paro, es más, en el mes de septiembre sí que se vio, cómo a nivel estatal habían mejorado los datos de empleabilidad de las personas jóvenes, seguimos viendo cómo baja la tasa de desempleo, pero seguimos teniendo unos índices de precariedad muy altos. La mayor parte de los contratos que firmamos son parciales.

En la presentación del Informe comentaba que los salarios no se han recuperado desde la crisis del 2008, pero los alquileres han subido considerablemente. Esto conlleva una gran pérdida de poder adquisitivo en los jóvenes. ¿Cómo describiría esta situación?

Esta situación muestra que la crisis del año 2008 fue una crisis muy profunda y que no se desarrollaron todas las estrategias necesarias. Desde entonces, no se han llevado a cabo todas las políticas públicas que pudieran acompañarnos en la recuperación económica.

Vemos cómo es difícil recuperar la situación económica, pero cuando hablamos de ciertos colectivos como es el juvenil, que ya venía siendo especialmente vulnerable, tarda aún más en recuperarse. Ahora, seguimos sin habernos recuperado.

¿De qué forma podríamos acercarnos a posibles soluciones en materia de empleo?

En materia de empleo nosotros lo que reclamamos, desde el punto de vista de la educación, ya que, en la Comunidad de Madrid especialmente, tiene un alto grado de población que llega a tener estudios superiores, es que toda esa formación realmente nos capacite para trabajar en una empresa. Que sea una formación práctica, dinámica, que resulte atractiva para el mercado de trabajo.

Sí que planteamos que todas las políticas públicas puedan ser evaluadas de manera adecuada porque hasta ahora, se han llevado a cabo muchos planes, muchos programas, pero vemos que la tendencia prácticamente no ha variado. Algo está fallando. Que evaluemos exactamente qué sucede, que llevemos a cabo estudios de la situación del mercado, de la situación de las personas jóvenes, que nos muestren en profundidad cuál es la realidad para poder abordarla.

En la Comunidad de Madrid no tenemos estudios, más allá del Observatorio de Emancipación, que sean específicos de las personas jóvenes, y como no, aprovechar programas en los que intervienen varias administraciones como puede ser el Programa de Garantía Juvenil, financiado con Fondos Europeos, que pueden ser muy buena oportunidad para hacer incidencia sobre el primer empleo de las personas jóvenes.

¿En qué situación se encuentra el acceso a la vivienda para los jóvenes?

La situación de la vivienda en la Comunidad de Madrid es especialmente delicada, y mucho más dura si hablamos de las personas jóvenes, porque los requisitos que se nos piden para alquilar o comprar no son asumibles en la mayoría de los casos. Al final nos vemos abocados a vivir, durante años, incluso con personas desconocidas, teniendo en el horizonte la idea de poder en algún momento crear un proyecto propio. A día de hoy, con las rentas de alquiler que tenemos en la mayor parte de los municipios esto es inasumible.

¿Qué opinión tiene del ‘Plan Alquila’ de la Comunidad de Madrid?

Nosotros desde el Consejo de la Juventud creemos en el ‘Plan Alquila’, que es un plan que tiene la Comunidad de Madrid desde hace años, pero creemos que se debe reforzar mucho más, ser más atractivo para los propietarios, para que quieran poner sus viviendas en el mercado del alquiler y que, al final, desde ese plan público se puedan buscar las personas jóvenes que más se adecúen a esas viviendas.

Los sectores en los que los más jóvenes encuentran trabajo, según el informe, son el comercio, la hostelería y los servicios sanitarios y sociales, sectores especialmente precarizados. ¿Por qué en estos sectores?

Muchas personas jóvenes se encuentran empleadas, a pesar de tener una formación superior, en estos sectores, muchas veces por la temporalidad y por la parcialidad, que no suele ser deseada, pero suele ser la primera entrada al mercado laboral para las personas jóvenes.

«Si cobramos una media de 1.100 euros al mes y los alquileres llegan a 1.300, los números no salen»

¿Esto mejoraría con una mejor educación o una mayor preparación?

No necesariamente, porque muchas veces esos puestos de trabajo se realizan cuando las personas jóvenes están estudiando. Otra dificultad es que otros sectores profesionales suelen exigirte mucha experiencia previa. Por eso, en ámbitos como el comercio y la hostelería, pueden pedirlo, pero no suele preocupar que tengas esa experiencia.  

¿Cómo tendría que actuar un joven entre 20 y 30 años para ser independiente y crear un proyecto de vida que le permita trabajar y alquilar por su cuenta? ¿qué responsabilidad tienen los jóvenes de una situación a veces, precaria?

De manera individual, es una situación utópica. Por mucho que se esforzara una persona joven, sería utópico, porque los números no salen. Si de media cobramos 1.100 euros al mes y los alquileres llegan hasta 1.300 euros, los números no salen. La parte de responsabilidad de una persona joven es complicada.

Yo siempre digo que una persona joven tiene que intentar formarse lo máximo posible, capacitarse para poder entrar al mercado laboral, siempre defendiendo sus derechos y aguantar en la medida que podamos defendiendo siempre nuestros derechos.

Laura Moreno: «Los jóvenes seguimos teniendo índices de precariedad laboral muy altos» 1

Estas semanas es noticia el Certificado de Profesionalidad, ¿Qué es y qué importancia tiene?

Ya se está trabajando sobre este tipo de formación desde hace años y es una fórmula muy interesante porque prácticamente todos los contenidos se imparten de una manera muy práctica. No son demasiadas horas, y, por lo tanto, las personas que lo cursan se capacitan relativamente rápido para poder ejercer determinado puesto de trabajo.

¿Qué importancia tiene la vivienda social con respecto a los jóvenes y su situación?

El parque público de vivienda en la Comunidad de Madrid es bastante reducido. Ahora mismo se está trabajando sobre el Plan Vive. Hace unos meses se hicieron ya las licitaciones, creo que no se han empezado las construcciones, pero claro, sigue siendo un plan que en ocasiones puede resultar utópico. Que la administración cree viviendas cuya renta media va a ser de unos 1.000 euros, no va a ser algo que solucione el problema.

Volvemos a lo mismo. Tiene que tratarse de una vivienda pública que, sin grandes lujos, sea una vivienda completamente habitable y asequible para las personas más jóvenes. Y siempre apostamos porque sea efectivamente en régimen de alquiler, no de compra.

¿Por qué razón en régimen de alquiler?

Para que dé cobertura en un momento puntual de nuestras vidas a esas personas jóvenes. Para que esa vivienda pública, ahora, te sirva a ti, durante el tiempo que se necesite y, posteriormente, haya otra persona joven que pueda beneficiarse también.

¿Hasta qué punto es preocupante la tasa de pobreza o exclusión social juvenil que tenemos en la Comunidad de Madrid?

Es un dato ya de por sí preocupante que más del 20% de las personas jóvenes se encuentren en riesgo de pobreza en la Comunidad de Madrid, pero nos parece especialmente reseñable que esta cifra sea prácticamente la misma cuando hablamos de población joven en su conjunto y cuando hablamos de población joven ocupada. Es decir, las personas jóvenes que están trabajando, tienen el mismo riesgo de exclusión y de pobreza que el conjunto de la población joven. Esto es un indicador claro de la precariedad que asumimos en nuestra vida laboral.

¿Cuáles son las principales razones de que haya esa precariedad laboral entre los jóvenes?

La tendencia es clara en cuanto a los salarios bajos y, de eso, se aprovecha el mercado laboral. Cuando en el entorno todos los puestos de trabajo tienen esos salarios tan bajos saben que al final, de una manera o de otra, vas a tener que aceptarlo. Sobre todo, con el argumento que se utiliza mucho de que “si no lo quieres tú, ya vendrá alguien que lo quiera”.

Algunas soluciones podrían ser el incremento del salario mínimo, y, además, hacer seguimiento de que esto se cumpla, igual que hacer cumplir los convenios colectivos. Son necesarias muchas más inspecciones de trabajo. Necesitamos apostar por un número mayor de inspectores, que puedan dar cobertura a revisar todos esos expedientes y a transmitir un poco a la sociedad que son útiles, que si hay un incumplimiento de condiciones laborales pueden reclamarlas y la administración va a estar de su parte.

COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

LO MÁS COMENTADO