/ 9 febrero 2023
5 C
Madrid
/ 9 febrero 2023

El microcemento en Madrid suma adeptos

El microcemento en Madrid suma adeptos

Tanto particulares como empresarios, que desean darle un lavado de cara al espacio en el que se mueven diariamente, apuestan por este material cuya instalación no requiere de obras.

A la hora de emprender la reforma de un espacio, suele preocupar el tiempo y el dinero que va a suponer. Dada la crisis actual, con precios desorbitados a causa de la inflación, revalorizar una vivienda o negocio es todo un reto. Afortunadamente, empresas como MyRevest, cuentan con un departamento de i+D+I que permite, efectivamente, innovar, encontrar soluciones, materiales, nuevas formas de poder ahorrar tiempo y dinero, y aún así lograr buenos resultados en nuestra vivienda y/o negocio.

El último producto que suma adeptos en la capital española es el microcemento. Tanto particulares como empresarios, que desean darle un lavado de cara al espacio en el que se mueven diariamente, apuestan por este material cuya instalación no requiere de obras.

En este artículo te explicamos qué es el microcemento y por qué merece tanto la pena.

¿En qué consiste el microcemento?

A grandes rasgos, el microcemento es un material compuesto a base de cemento (como indica su propio nombre), resinas, aditivos químicos adicionales y pigmentos, que son los que le otorgan color. Una vez aplicado, el microcemento se protege con unos barnices y/o selladores, que son los que permiten dotarlo de una alta resistencia a la abrasión, a los golpes y a las rayaduras, además de impermeabilizarlo.

Ventajas

  • Su rápida adherencia permite cubrir cualquier superficie con microcemento. No importa si se aplica sobre azulejos, baldosas, metales… Es válido incluso para el mobiliario de madera.
  • Como es impermeable, se puede extender tanto en superficies exteriores como interiores. De hecho, se emplea incluso en piscinas (públicas y privadas).
  • Se aplica en techos, paredes, suelos, escaleras… Y en cualquier estancia: cocinas, baños y garajes incluidos.
  • A diferencia de materiales como el ladrillo, el azulejo o la baldosa, su instalación no genera juntas en las que la suciedad quede acumulada.
  • La limpieza es muy sencilla: agua y jabón son suficientes para mantenerlo limpio y correctamente higienizado.
  • Resiste la huemedad y las altas temperaturas, así pues, no se hincha (como pasa con la madera) y tampoco se dilata (como sucede con el metal).
  • Al cabo de los años, si es necesario reparar su desgaste, basta con lijar la superficie desgatada, aplicar microcemento y cubrirlo nuevamente con barniz.
  • Resiste la abrasión, los golpes y las rayaduras.

¿Puede aplicarse sobre suelos de madera?

El microcemento se aplica sobre todo tipo de suelos, da igual que sean de hormigón que de azulejos. Ahora bien, no es aconsejable extenderlo sobre suelos de madera, tipo parquet o tarima flotante, por ejemplo. La razón estriba en la propia madera: al ser un material que absorbe fácilmente la humedad, tiende a hincharse, lo que podría generar grietas y fisuras en la capa superficial de microcemento. No obstante, sí puede aplicarse sobre muebles de madera. En estos casos, la tendencia a agrietarse no es la misma que la del parquet o la tarima flotante.

Colores, texturas y acabados

Se ofrece en una amplia gama de colores, que se distribuyen homogéneamente sobre la superficie deseada. El acabado de la pintura es prolijo. Se dispone de tonos tanto fríos y cálidos, como pasteles, pigmentos más saturados, etc. En cuanto a la textura, puede ser más fina y lisa, o más gruesa. En cualquier caso, la capa de microcemento no supera los 3 mm de grosor, lo que hace que sea liviano. Algunas texturas artísticas destacables son las que tienen un efecto «glitter» (purpurina) u oxidado (aquellas que simulan el óxido de metales como el cobre o el bronce). Respecto a los acabados, estos dependen principalmente de los barnices y selladores posteriormente aplicados al microcemento. El barniz es imprescindible para protegerlo de impactos externos. En función de si ofrece más o menos brillo (una mayor o menor sensación de plastificación) encontramos: el barniz mate, el súper mate, el satinado o el de brillo. El mate y súper mate dejan la superficie respetando el color original, sin intensificarlo. En contraposición, el satinado y el brillo despiertan la viveza del color, especialmente este último. El barniz satinado es un punto medio entre el brillo y el mate.

¿Cuánto cuesta?

El coste va en proporción del número de metros cuadrados a cubrir con microcemento, la mano de obra necesaria, la textura o acabado escogidos, etc. En líneas generales, oscila entre los 35 y los 60 euros de media, lo que lo convierte en un producto accesible para cualquier bolsillo.

Microcemento en Madrid

En MyRevest® ofrecen curos de formación en lo que respecta a la aplicación de microcemento, con talleres prácticos. Aparte, comercializan por supuesto con microcemento y se ocupan también de su fabricación. Todos los materiales que pueden adquirirse en esta empresa se ofrecen bajo garantía. Cuentan con una amplia experiencia, desarrollando trabajos con microcemento para diversos tipos de clientes: aplicadores, arquitectos, clients finales, decoradores, distribuidores, fabricantes, profesionales, particulares… También cuentan con hormigón impreso, imprimaciones y pigmentos listos al uso, que no necesitan de mezclarse con ningún otro componente.

COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTÍCULOS RELACIONADOS