Calle de Santa Ana, unión de lo castizo y lo moderno en sus locales

Situada entre la calle Toledo y la Plaza de Cascorro, su aspecto ha ido cambiando y revitalizándose hasta conseguir un look castizo a la par que moderno.

Calle de Santa Ana
Tiempo de lectura: 2 minutos


La calle de Santa Ana es una de las calles se encuentran en el barrio más ‘cool’ de Madrid, Embajadores. Situada entre la calle Toledo y la Plaza de Cascorro, discurre en el corazón de la capital. En los últimos años, su aspecto ha ido cambiando y revitalizándose hasta conseguir un look castizo a la par que moderno.

Los comercios son parte de la vida de las personas y dicen mucho de una sociedad. La calle de Santa Ana, junto a la Plaza Mayor de Santa Ana, es una de las zonas de distrito Centro con más bares, ya que suman más de 450, según el censo del ayuntamiento.

Gracias también a sus tiendas, la calle de Santa Ana se convierte en parte del centro neurálgico de Madrid. Asimismo, cada domingo la calle alberga uno de los mercados más famosos de Madrid, el Rastro, uno de los referentes de la vida madrileña.

LOCALES DE TODA LA VIDA

Sin embargo, la calle de Santa Ana destaca también por la unión que se ha ido haciendo a lo largo de los años entre sus comercios, entre los que encuentras locales de toda la vida y otros más modernos.

Taberna La Chispera (Calle de Santa Ana, 13)
Taberna La Chispera

Por ejemplo, allí encontrarás la Churrería de Santa Ana (Santa Ana, 7), un local mítico de la calle, en el que tomarte unos churros con chocolate sobre un ambiente castizo. También está en esta misma calle el Taberna La Chispera (Santa Ana, 13), un bar familiar que abrió sus puertas en 1951. Entre sus productos, destaca sus vinos, queso y cócteles nocturnos.

TIENDAS ‘VINTAGE’ Y MODERNAS

Por otro lado, en los dos tramos en los que está dividida la calle también puedes encontrar tiendas de ropa vintage. Uno de estos establecimientos es Magerit Vintage Dress (Santa Ana, 23), donde encontrarás preciosos vestidos confeccionados con tela de calidad.

Margerit Vintage Dress (calle de Santa Ana, 23)
Margerit Vintage Dress

En el número 6 de la calle, también destaca RØ studio, un espacio de piezas vintage de marcas como Dior, Lanvin o Lacroix, así como para contratar estilismo, peluquería y maquillaje. Seguidamente de RØ studio, nos encontramos con Santa y Señora, una tienda ‘vintage’ con un catálogo único de conciertos y eventos teatrales.

RØ studio (calle de Santa Ana, 6)
RO Studio

ARTE Y DECORACIÓN

El arte también está presente en la calle a través de galerías de arte y anticuarios, distintos a los que te puedes encontrar en el Rastro. Además, podemos encontrar tiendas de mobiliario para decoración. Entre ellas, destaca Marantikk (Santa Ana, 9). Esta tienda de decoración está compuesta por productos de piezas del siglo XVII al XX y mucho más.

Marantikk (calle de Santa Ana, 9)
Marantikk

PRIMERA BIBLIOTECA DE ROPA

De igual modo, la calle de Santa Ana alberga la primera biblioteca de ropa de Madrid, The Closet Club (Santa Ana, 8). Es un modelo de consumo colaborativo. Dentro del club, los socios puedes hacer uso de las prendas que ponen a disposición. Su catálogo está compuesto de diversos estilos y además entre sus servicios está el asesoramiento de estilismos.

IMAGEN PROPIA

Santa Ana Street Market

Una muestra de esta singular composición es Santa Ana Street Market. Así, los negocios de esta zona han terminado desarrollando una imagen propia y distintiva para la calle. El primer sábado de cada mes este mercado abre sus puertas y llena de vida la calle madrileña.

La calle de Santa Ana se corona como uno de los principales espacios de compra de Madrid y así te lo muestra Santa Ana Street Market. Y es que debido a su diversidad de locales puedes encontrar una amplia oferta de productos: ropa vintage, antigüedades, prendas hechas a mano, decoración, productos ecológicos…

La iniciativa no solo se trata de un mercado callejero, sino que el lugar se convierte en una zona de ocio e ideal para disfrutar durante un sábado, debido a las numerosas actividades. De esta manera, la calle se llena de conciertos, espectáculos, gastronomía, exposiciones y talleres, posicionándose como una relevante calle de nuestra capital.

Así pues, la calle ha conseguido un hueco en la ruta de compras y tiendas alternativas de la ciudad, a la vez que mantener parte de su clásica imagen. La calle de Santa Ana es una de las vías de Madrid que ha sabido cómo adecuarse al paso del tiempo. Mantener su relevancia comercial, al ofrecer opciones únicas dentro de la capital.