Tiempo de lectura 2 minutos


Cada día más jóvenes en todo el mundo se están echando a la calle para tratar de salvar el planeta. Lo que comenzó como una protesta solitaria de una adolescente sueca se está convirtiendo poco a poco en un movimiento a tener muy en cuenta. Por suerte para todos, los jóvenes están tomando la responsabilidad del cambio que históricamente les corresponde y que hoy es mayor que nunca.

Y es que los grandes avances, revoluciones y cambios de la historia los han ocasionado siempre los jóvenes. Y así seguirá siendo.

En una sociedad en la que la esperanza de vida es cada vez mayor (la Comunidad de Madrid tiene una de las más altas del mundo) y en la que el número de nacimientos sigue disminuyendo, debemos tener muy presente el papel de unos jóvenes que, siendo menos numerosos en comparación con otros momentos de la historia, tienen cada vez más responsabilidad.

Desde las instituciones públicas debemos ayudarlos, retarlos y animarlos a que cambien las cosas y por eso es importante trabajar para crear una sociedad en la que los jóvenes puedan formarse y desarrollarse libremente y crecer con igualdad de oportunidades.

Los jóvenes no son siempre militantes de un partido pero sí militantes de causas, creencias, expectativas y deseos de una sociedad más igualitaria e inclusiva. Las diferencias entre los distintos planteamientos políticos en este sentido son claras. Frente a un intento de dirigirlos o controlarlos a través de políticas de subvenciones y subsidios, que solo serviría para tener una sociedad más lenta e incapaz, la Comunidad de Madrid opta por la libertad individual, promocionando la innovación y el talento, la oferta cultural y el acceso al empleo como motor del crecimiento personal.

Las diferentes iniciativas en materia de formación y promoción laboral que se han llevado a cabo en nuestra Comunidad, han logrado reducir el paro juvenil en 4,7 puntos respecto al año pasado. La tasa de paro de los jóvenes madrileños menores de 25 años se sitúa más de 3 puntos por debajo de media nacional, tras una reducción de casi cinco puntos y medio, con una tasa de empleo que ha aumentado más de dos puntos en el último año, lo que sin duda respalda las medidas tomadas desde el Gobierno Regional.

Además se ha apostado por una movilidad que facilite la igualdad de acceso a los servicios públicos, por la bajada de tasas universitarias, por la contratación de jóvenes investigadores o por las oportunidades a jóvenes artistas entre muchas otras medidas que hacen de nuestra Comunidad el mejor sitio para disfrutar de una etapa de la vida en la que tomarán decisiones que marcarán su futuro.

Un futuro al que está ligado el de toda la sociedad, una sociedad que debe escucharles, atenderles y apoyarles cuando salen a la calle a decirnos: “vamos a cambiar el mundo”.

Porque afortunadamente estamos en manos de los jóvenes, siempre lo hemos estado.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *