/ 23 abril 2021

… pero no todo es Black Friday en el pequeño comercio madrileño

… pero no todo es Black Friday en el pequeño comercio madrileño

Black Friday; ese anglicismo que ha irrumpido hace poco en nuestra sociedad como hábito consumista prenavideño. Absorbidos por las ofertas y descuentos, hemos convertido el viernes negro en “la semana del Black Friday” incluso el mes del “Black Friday”. No hay sector ni multinacional que no se suba al carro de las ofertas de esta fecha. Desde la banca, al sector del automóvil, moda o tecnología. Pero, ¿qué pasa con el pequeño comercio tradicional?

Según la Confederación Española de Comercio, solo el 35% del pequeño comercio se sumó en los últimos años a la moda del Black Friday. Y es que, aunque parezca mentira, existe un tipo de comercio, no tan multitudinario, que resiste y se resiste a estas nuevas modas. Un comercio en el que, nada más entrar, su aroma te traslada a otra etapa. Vuelves a una época en el que el tiempo pasa más lento, en el que se apreciaban las conversaciones presenciales, las tardes de invierno se pasaban junto al fuego y el humo de la pipa de tu padre o abuelo sentado en su sillón de orejas perfumaba el salón. En sus manos, un libro de tapas de cuero que leía de forma pausada, saboreando cada una de las letras impresas en esas hojas tostadas por el paso del tiempo.

Un libro como los que puedes conseguir en la librería Miguel Miranda. Sus orígenes se remontan al número 17 de la calle del Prado de Madrid en 1949. Hoy, en pleno año de la COVID, sobreviven en la calle Lope de Vega 19 .Allí siguen ofreciendo libros antiguos y agotados. Su modernización les ha llevado a abrir una página de Facebook y a ofrecer su catálogo a través de su web. Te envían los libros a domicilio en un plazo de 24-48 horas. Pero a pesar del intento de digitalización de la librería, el Black Friday no ha encontrado un hueco en sus estanterías.

... pero no todo es Black Friday en el pequeño comercio madrileño 1
Foto: Librería Miguel Miranda
- Advertisement -

Otro lugar que tampoco conoce el Black Friday es La Estrella Misteriosa, situada en la calle Santiago 12. Tal vez porque en 1930, año de nacimiento de su personaje principal, el concepto no había llegado a su Bélgica natal. Y es que La Estrella Misteriosa está dedicada por completo a Tintín. En el local de Mario y su familia puedes encontrar cualquiera de los cómics del reportero creado por el belga Georges Remi Hergé, camisetas con alguna de sus viñetas, tazas o cualquier artículo de colección. Objetos con su fiel amigo Milú, el Capitán Haddock, los policías Hernández y Fernández o del profesor Tornasol. La Estrella Misteriosa si cuenta con una web que dispone de comercio electrónico, y dispones de un amplio catálogo de productos que poder adquirir. Pero la Estrella no puede, ni pretende competir contra los gigantes de su sector. Seguramente encuentres sus productos en unos grandes almacenes, o en esas plataformas de compra online con envíos premium en tiempo récord. La Estrella también hace envíos gratuitos, pero su margen es tan estrecho que, solo puede ofrecerlos a partir de 100€ de gastos. Tal vez por esos pequeños márgenes, no encuentres aquí tampoco ninguna reseña del Black Friday.

... pero no todo es Black Friday en el pequeño comercio madrileño 2
Foto: Turismo Madrid

En Madrid existían más de 65.000 comercios minoristas como la Librería Miranda o La Estrella Misteriosa. Muchos de ellos competían día a día con los grandes almacenes y sus mega ofertas como las del Black Friday. A cambio, te ofrecían la cercanía y calor humano de antaño. Por desgracia, para muchos de ellos el tiempo verbal es pasado. Otros, se encontrarán entre ese 20% o 25% que cerrarán próximamente por esta crisis sanitaria. Y para todos ellos, el Black Friday es solo otro palito más en la rueda de su maltrecha economía. Porque no todo es el Black Friday, sobre todo, para el pequeño comercio de Madrid.

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS