/ 12 agosto 2022
32.8 C
Madrid
/ 12 agosto 2022

Los británicos han gastado una media de 1.107 euros en compras tax free este verano

Los británicos han gastado una media de 1.107 euros en compras tax free este verano

A raíz del Brexit, los residentes en Reino Unido tienen la posibilidad de solicitar la devolución del IVA de sus compras cuando viajan a destinos de la Unión Europea, aunque muchos de ellos desconocen aún este descuento, y por ello, los destinos pueden no beneficiarse todavía de este tirón comercial. La estadística señala que nueve de cada diez de los que visitan España no sacan provecho del tax free, pero quien sí lo hace, solo en Madrid, se ha gastado este verano 1.107 euros por compra media, según Global Blue, primer operador internacional de tax free.

En el conjunto de España, entre el 1 de julio y el 19 de septiembre, alcanzó los 1.300 euros en promedio, es decir, un 60% más que un chino antes de la pandemia. Por provincias, además de la citada Madrid, han destacado Baleares, con 2.164 euros o Málaga, con 1.268 euros; destinos ambos de larga tradición turística británica y con atractivos como la incipiente comercial Ibiza o Puerto Banús. De hecho, ambas provincias han aglutinado la mita de las compras tax free, Baleares el 26% y Málaga el 27%-.

En cuanto a las compras, los británicos en nuestro país han puesto sus miras sobre todo en joyería y relojería, con el 55% del total y un ticket medio superior a los 9.000 euros; mientras que la moda y los complementos suponen el 40% aunque con una venta promedio inferior, en torno a 700 euros.

Francia e Italia, por delante en atractivo comercial

Si bien nuestro país es el destino favorito de los británicos para viajar por la Unión Europea, hay países que ganan a España en atractivo comercial y lo superan en ticket medio de compras, como son Francia e Italia, donde superan los 2.300 euros y los 1.600 euros respectivamente.

A ello hay que sumar que España en turismo de shopping no puede competir con todas sus armas, dado que Canarias aún no tiene un sistema de devolución del IGIC (el equivalente al IVA en Península y Baleares), por lo que los más de 6 millones de turistas de Reino Unido que visitan las islas, a pesar de su potencial de gasto, no pueden encontrar los descuentos que sí pueden beneficiarse en el resto del país.

Todo ello sin olvidar que Reino Unido aún no ha establecido un sistema de devolución de IVA, de modo que una parte de los viajeros de largo radio que reciban, trasvasarán sus compras a otros destinos que sí lo ofrezcan, si bien España solo captará un 9% de estos shoppers, frente al 41% de Francia o el 29% de Italia. Para mejorar esta cifra, España debe afrontar cuestiones pendientes como agilizar la expedición de visados, potenciar las conexiones aéreas y la promoción digital y en destino.

Según Luis Llorca, Country Manager de Global Blue España, “nuestro país tiene ante sí el desafío de convertirse no solo en destino número uno vacacional con los británicos, sino también por compras, para lo cual hay que intensificar el conocimiento del tax free entre los residentes del Reino Unido, con un descuento que le permite comprar un abrigo por 10.000 euros, pero se les devuelve 1.600 euros, financiando así el hotel y los billetes de avión. Y nadie mejor que los británicos para valorar los descuentos”.

A raíz del Brexit, los residentes en Reino Unido tienen la posibilidad de solicitar la devolución del IVA de sus compras cuando viajan a destinos de la Unión Europea, aunque muchos de ellos desconocen aún este descuento, y por ello, los destinos pueden no beneficiarse todavía de este tirón comercial. La estadística señala que nueve de cada diez de los que visitan España no sacan provecho del tax free, pero quien sí lo hace, solo en Madrid, se ha gastado este verano 1.107 euros por compra media, según Global Blue, primer operador internacional de tax free.

En el conjunto de España, entre el 1 de julio y el 19 de septiembre, alcanzó los 1.300 euros en promedio, es decir, un 60% más que un chino antes de la pandemia. Por provincias, además de la citada Madrid, han destacado Baleares, con 2.164 euros o Málaga, con 1.268 euros; destinos ambos de larga tradición turística británica y con atractivos como la incipiente comercial Ibiza o Puerto Banús. De hecho, ambas provincias han aglutinado la mita de las compras tax free, Baleares el 26% y Málaga el 27%-.

En cuanto a las compras, los británicos en nuestro país han puesto sus miras sobre todo en joyería y relojería, con el 55% del total y un ticket medio superior a los 9.000 euros; mientras que la moda y los complementos suponen el 40% aunque con una venta promedio inferior, en torno a 700 euros.

Francia e Italia, por delante en atractivo comercial

Si bien nuestro país es el destino favorito de los británicos para viajar por la Unión Europea, hay países que ganan a España en atractivo comercial y lo superan en ticket medio de compras, como son Francia e Italia, donde superan los 2.300 euros y los 1.600 euros respectivamente.

A ello hay que sumar que España en turismo de shopping no puede competir con todas sus armas, dado que Canarias aún no tiene un sistema de devolución del IGIC (el equivalente al IVA en Península y Baleares), por lo que los más de 6 millones de turistas de Reino Unido que visitan las islas, a pesar de su potencial de gasto, no pueden encontrar los descuentos que sí pueden beneficiarse en el resto del país.

Todo ello sin olvidar que Reino Unido aún no ha establecido un sistema de devolución de IVA, de modo que una parte de los viajeros de largo radio que reciban, trasvasarán sus compras a otros destinos que sí lo ofrezcan, si bien España solo captará un 9% de estos shoppers, frente al 41% de Francia o el 29% de Italia. Para mejorar esta cifra, España debe afrontar cuestiones pendientes como agilizar la expedición de visados, potenciar las conexiones aéreas y la promoción digital y en destino.

Según Luis Llorca, Country Manager de Global Blue España, “nuestro país tiene ante sí el desafío de convertirse no solo en destino número uno vacacional con los británicos, sino también por compras, para lo cual hay que intensificar el conocimiento del tax free entre los residentes del Reino Unido, con un descuento que le permite comprar un abrigo por 10.000 euros, pero se les devuelve 1.600 euros, financiando así el hotel y los billetes de avión. Y nadie mejor que los británicos para valorar los descuentos”.

LO MÁS LEÍDO

COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

AHORA EN PORTADA

LO MÁS COMENTADO