Una vez que ha pasado la jornada electoral y los resultados electorales están sobre la mesa llega la hora de poner en marcha las rondas de conversaciones entre los partidos que han logrado tener representación en las instituciones para poder llegar a pactos y así formar gobiernos.  

En el caso de la Asamblea de Madrid, es la candidata popular, Cristina Cifuentes, la que tiene la tarea de intentar conformar gobierno, al haber logrado que la del PP sea la lista más votada. Ella ha mostrado su disposición a hablar y a llegar a acuerdos, no sólo con Ciudadanos, sino con el PSOE y Podemos. De hecho, ha afirmado que pedirá al candidato socialista, Ángel Gabilondo, su apoyo para poder conformar gobierno.



Gabilondo, por su parte, ha asumido que ahora es el turno de Cifuentes, pero ha advertido de que si la popular no lo logra, él se pondrá manos a la obra para conformar gobierno.

Por su parte, el candidato de Ciudadanos, Ignacio Aguado, ha indicado que es momento de «diálogo y acuerdos» con todas las fuerzas políticas que asuman sus líneas rojas y Podemos ha advertido de que «no le interesan los pactos de poder, sino impulsar el cambio».

Una vez conocidas las opiniones de todas las fuerzas políticas, el hecho cierto es que el Reglamento de la Asamblea establece que es el presidente de la Cámara, oídos los grupos políticos, el que propondrá a un diputado como candidato a la Presidencia.

La propuesta deberá formalizarse en un plazo máximo de quince días desde la constitución de la Cámara autonómica, prevista para el 9 de junio, y una vez formalizada, se fijará la fecha para la sesión de investidura.

Ante un panorama en el que los pactos son necesarios, ya que PP necesitaría el apoyo de Ciudadanos si quiere mantener la Puerta del Sol, porque de otra manera la suma de PSOE (con 37 diputados) y Podemos (27) podría arrebatarle la Comunidad de Madrid, cobra importancia el conocer qué pasaría en el caso de no consumarse la investidura de ningún presidente.

En ese caso, y según establece el Reglamento de la Cámara de Vallecas, si transcurridos dos meses a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato obtiene la confianza de la Asamblea, ésta quedará disuelta y se convocarían «de inmediato» unas nuevas elecciones, cosa que en Madrid sólo ha pasado una vez en el tamayazo cuando la ausencia de los socialistas Eduardo Tamayo y Teresa Saez no permitió que Simancas fuera presidente autonómico.

En ese hipotético caso, las elecciones tendrán lugar justo después del verano y a escasos meses de las elecciones generales de noviembre.

CÓMO CREAR EL GOBIERNO MUNICIPAL

La situación en el Ayuntamiento de Madrid es diferente, ya que el proceso de investidura del alcalde en la capital establece que no es necesaria la mayoría absoluta para obtener el bastón de mando, siempre que no haya una mayoría en contra de la lista más votada. De hecho, podrán optar a la Alcaldía todos los concejales que encabecen las listas.

Por tanto, en este caso, podrían ser propuestos a alcaldes Esperanza Aguirre (PP), Antonio Miguel Carmona (PSOE), Manuela Carmena (Ahora Madrid) y Begoña Villacís (Cs)

La Ley indica que si alguno de los cabezas de lista obtiene mayoría absoluta de los votos de los concejales, será proclamado electo como nuevo alcalde del Ayuntamiento de Madrid.

Este sería el caso de que PSOE (con nueve ediles) apoyara la lista de Ahora Madrid, que ha sacado 20, con lo que podrían lograr la ansiada mayoría aboluta, situada en 29 escaños en el Ayuntamiento de Madrid.  

Por el contrario, si no hay acuerdo, la ley indica que será proclamado regidor el concejal que encabece la lista más votada. De producirse un empate entre dos o más candidaturas, se sorteará quién será el primer edil.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here