MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

La selección de Serbia regresa en Rusia a un Mundial ocho años después y amenaza el grupo que lidera Brasil bajo la clase y calidad de Milinkovic-Savic, la brújula Matic y la vieja guardia en defensa con la capitanía de Ivanovic, que son la columna vertebral de un combinado que tiene armas suficientes para dar guerra en la cita mundialista.



Los serbios, que afrontan su segunda gran cita -la primera fue en Sudáfrica 2010- desde su separación con Montenegro, han conseguido combinar a la perfección un bloque veterano de figuras referentes con jóvenes talentos a los que el nuevo seleccionador, Mladen Krstajic, ha dado la oportunidad en los últimos encuentros.

No hay que olvidar que Serbia fue campeona del mundo Sub-20 en 2015, batiendo a Brasil en la final y algunos de esos jóvenes como Milinkovic-Savic, Zivkovic y Grujic están entre los convocados para dar batalla. Antes, en 2013, también se proclamó reina continental Sub-19, por lo que las expectativas son altas.

El combinado serbio, que vuelve a disputar una Copa del Mundo tras decepcionar en la clasificación para Brasil 2014, tiene la combatividad y el talento que siempre rodea al fútbol balcánicos como señas de identidad, pero también cierta irregularidad. Así, durante su participación en Sudáfrica 2010, fue capaz de vencer a la favorita del grupo, Alemania, para después caer ante Australia y Ghana, derrotas que le relegaron a la última plaza y eliminación.

En la última fase de clasificación, los serbios dieron la sorpresa quedando como primeros y eliminando a selecciones más favoritas como la Gales de Gareth Bale, que completó una excelente actuación en la Eurocopa de Francia, Austria, la única que fue capaz de derrotarles, y la República de Irlanda, que tuvo que irse a la repesca.

Todo ello lo logró bajo el mando en el banquillo de Slavoljub Muslin, pero sorprendentemente este fue reemplazado tras el logro por uno de sus ayudantes, Mladen Krstajic, que conducirá ahora un equipo que aúna experiencia y talento y que en la fase de clasificación jugó de forma más ofensiva con un 3-4-3.

El capitán Branislav Ivanovic es el auténtico líder. El exjugador del Chelsea encabeza una defensa en la que también sobresale Aleksandar Kolarov, jugador con capacidad para recorrer el costado izquierdo de arriba abajo, que tiene un gran golpeo de libre directo y puede ser un arma a tener muy en cuenta.

En el centro y en la zona de creación, Nemanja Matic es un jugador fundamental. El jugador del Manchester United sabe cortar, tiene buen juego aéreo (1.94 metros) y un gran lanzamiento desde media distancia. El mediocentro es el ancla del combinado de Krstajic y si enlaza con Milinkovic-Savic, el líder de la parcela ofensiva, Serbia está capacitada para sorprender a cualquiera.

Para la parte ofensiva, Krstajic cuenta con buenos valores como otro futbolista de talento como Adem Ljajic (Torino) o Andrea Zivkovic (Benfica), mientras que la responsabilida del gol es para Alexsandar Mitrovic, uno de los máximos goleador de la fase clasificatoria con seis tantos.

Con estos mimbres, intentará superar el primer escollo del grupo (Brasil, Suiza y Costa Rica) y luego jugar sus opciones en los cruces para acercarse a los logros de Yugoslavia, semifinalista en Chile’62 y cuartofinalista en Italia’90 cuando el fútbol de los Balcanes era pujante en el Viejo Continente y no paraba de dar figuras.

MILINKOVIC-SAVIC, A CONFIRMAR LAS EXPECTATIVAS.

Y es un talento emergente, el que sobresale dentro de esta Serbia. Serbia: Sergej Milinkovic-Savic, futbolista de 23 años y que tendrá un enorme escaparate para confirmar las expectativas que se generan sobre él.

Muchas miradas estarán puestas en este centrocampista, clave en la consecución del título mundial Sub-20 hace tres años, donde fue nombrado ‘Balón de Bronce’, éxito que unió al Europeo Sub-19 de 2013. Tras pasar por el Genk belga, la Lazio apostó por él y su figura en el conjunto romano ha ido creciendo exponencialmente hasta ser codiciado por algunos de los grandes de Europa.

Apodado ‘Sergente’ (Sargento) en el fútbol italiano, este centrocampista diestro, curiosamente nacido en Lleida porque su padre Nikola jugaba en aquella época al baloncesto en la ciudad catalana, intentará brillar a través de su imponente presencia desde su más de metro noventa, ha firmado una gran campaña en la Lazio, con 14 goles anotados, 12 de ellos en la Serie A.

KRSTAJIC, ANTE UN SU PRIMERA EXPERIENCIA EN UN BANQUILLO

Pese al buen rendimiento, sorprendentemente, el combinado balcánico decidió prescindir del seleccionador Slavoljub Muslin por considerar el sistema demasiado conservador, para darle la oportunidad a Mladen Krstajic, que afrontará en Rusia su primera experiencia en un banquillo.

El exdefensa internacional, ayudante de Muslin, tomó las riendas de forma interina, pero, de momento, sus resultados tampoco han sido excesivamente convincentes para invitar al optimismo, con victorias ante China y Nigeria, empate ante Corea del Sur y derrota ante Marruecos.

Krstajic ya sabe lo que es estar en un Mundial, ya que formó parte de la selección de Serbia-Montenegro que estuvo en Alemania 2006 y donde fue titular en los tres encuentros de una fase de grupos donde no pudieron ganar ningún partido y donde se llevaron una sonora goleada por 6-0 ante Argentina.

FICHA TÉCNICA.

-Participaciones en Mundiales: 12 (1930, 1950, 1954, 1958, 1962, 1974, 1982 y 1990 –Yugoslavia–; 1998 y 2006 –Serbia-Montenegro–; y 2010 y 2018).

-Títulos: –.

-Mejor resultado: Semifinales (1930 y 1962).

-Palmarés: –.

-Cómo se clasificó: Primera del Grupo D de la fase de clasificación de Europa.

-Calendario primera fase:

17/06 14.00 Samara Costa Rica – Serbia.

22/06 20.00 Kaliningrado Serbia – Suiza.

27/06 20.00 Moscú Serbia – Brasil.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here