Tiempo de lectura 1 minuto


El sindicato USO-Madrid considera «inaceptable» la subida salarial del 0,3% anual propuesta por Spanish Intoplane Services (SIS) y mantiene la huelga de combustible en el aeropuerto Barajas-Adolfo Suárez a la espera de que los trabajadores ratifiquen este martes si respaldan los paros parciales que comenzarían el jueves, 18 de julio, entre las 3 y las 5 de la madrugada y afectarán a las principales aerolíneas que operan en Madrid, como Iberia, British Airways, Vueling y Ryanair.

Según informa USO-Madrid el comité de empresa de SIS se reunió este con la dirección de empresa, del grupo Cepsa, en la sede de la compañía en el aeropuerto de Barajas. Durante el encuentro, que duró más de ocho horas, «se constató la falta de voluntad por parte de la empresa para llegar a un acuerdo con los trabajadores y se mantuvo inamovible en unas propuestas del todo inaceptables», señala Juan Manuel Luque, delegado de USO, que cuenta con la mayoría de la representación en el comité de empresa y ha convocado la huelga.

Desde la empresa han ofrecido una subida anual del 0,3% en los salarios de 2018 y 2019, lo que supone un aumento de unos 75 euros anuales de media. A partir de 2020 esta subida podría alcanzar el 1% más un 0,8% variable dependiendo de los resultados de la compañía.

A pesar de no haber llegado a un acuerdo, serán los trabajadores los que tengan la última palabra. A lo largo de este martes, los 66 trabajadores votarán si aceptan las propuestas de la empresa o si se sigue adelante con los paros parciales de dos horas por turno los jueves y los sábados de cada semana de forma indefinida: en el turno de mañana de 10:00 a 12:00 horas, en el turno de tarde de 16:00 a 18:00 horas y en el turno de noche de 3:00 a 5:00 horas.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *